Ir a contenido

Visto en Twitter

El irónico relato de cómo el veganismo se puso de moda

Un tuitero narra con humor cómo los animales se alzaron con el poder para imponer la dieta de las ensaladas

María Aragón

El irónico relato de cómo el veganismo se puso de moda

En tiempos de 'enfrentamiento' entre veganos y amantes de la carne, el usuario de Twitter Juanjo Ramírez ha querido poner algo de humor a los motivos por los que la gente deja de consumirla. El principal, ser "cómplice de asesinato". Sin duda el argumento de mayor peso.

Pero este hilo de Twitter tiene un giro inesperado donde los animales toman el poder. ¿Cómo? Todo tiene un proceso. 

En todo relato tiene que haber héroes, y aquí entran en acción los que tuvieron la maravillosa idea que cambió el rumbo de la alimentación.

La maldad tenía que entrar en juego. No la de los consumidores ni de quienes ganan dinero con ello. La maldad del animal. No son cerditos, son cerdos con otros calificativos:

La gente podía comer esta carne tranquilamente, sin cargo de conciencia. Hasta se pusieron sellos para corroborar los datos.

Pero el alto consumo tiene sus peligros, y todo llega a su fin.

Hay un giro radical de los acontecimientos. Los cerdos vuelven a ser cerditos. Son 'bonicos' e incluso domesticables. 

Ante esta situación, el hombre tuvo que intervenir. No podía cruzarse de brazos, tenía que buscar el regreso a los animales indeseables

Fue un proceso largo pero bastante simple: música de Luis Cobos y una cuenta de Twitter a cada res. 

Asistencia obligatoria a actividades que nadie quiere hacer.

Todo para crear un monstruo con el que poder respirar ante el plato.

Pero todo se volvió en su contra. No hicieron bien los cálculos, y el resultado fue bien distinto.

Los animales tomaron el control

Se alzaron como portavoces a través de partidos animalistas

Hicieron que el resto de partidos quedaran como el absoluto mal. Ganaron con mayoría absoluta las siguientes elecciones.

Adiós a la famosa dieta mediterránea. Desde entonces, solo lechuga y quinoa. Por ley.

Y todo cambió. Incluso volvieron a emitir el programa de Cárdenas. Final inesperado.


0 Comentarios
cargando