Ir a contenido

15 SEGUNDOS FUERA DE CONTEXTO

De villano a héroe en 48 horas: una historia viral en un partido de béisbol

Un espectador recibe un linchamiento en las redes sociales por, aparentemente, birlar una pelota a un niño

Luis Benavides

Uno de los dos protagonistas de la historia viral en el campo de los Chicago Cubs

Uno de los dos protagonistas de la historia viral en el campo de los Chicago Cubs / TWITTER

De villano a héroe en apenas 48 horas. Un espectador del partido de béisbol entre los Chicago Cubs y los St. Louis Cardinals sufrió en sus carnes esta transformación, que incluía un injusto linchamiento en internet.

En un video que se hizo viral se observa como uno de los entrenadores de los 'cachorros' de Chicago, Will Venable, con el dorsal 25, lanza una pelota a un niño sentado en la primera fila. El pequeño no consigue coger la pelota, que se cuela por debajo de los asientos. Es entonces cuando este espectador, con el jersey de los Cubs y gafas de sol, se agacha y se hace con tan preciado objeto.

En lugar de entregárselo al niño, el verdadero destinatario de la pelota, este espectador se la entrega a su mujer, que estaba sentada a su lado. La cara del niño es un poema. Pena, resignación… Y, claro está, las redes se encendieron en contra del adulto. “Cuando vayas a un partido de béisbol, NO SEAS como ese tipo”, tuitearon junto al vídeo, que corrió como la pólvora.

Así, el espectador de la segunda fila se convirtió de un día para otro en una suerte de ser maligno, poco menos que un trozo de carne humana sin corazón, sin escrúpulos. Y todo por una pelota de béisol; por culpa de un vídeo de 15 segundos sin contexto.

A los cientos de tuiteros que se echaron al cuello del espectador por quedarse con una pelota que iba dirigida a un niño, se opusieron unos pocos valientes que compartieron grada y conocían, de primera mano, la historia completa.

El periodista deportivo David Kaplan consiguió, en parte, calmar los ánimos con un tuit viral –con más de 17.000 ‘me gusta’ y unos 5.300 comentarios- en el que explicaba que había hablado con el personal de los ‘Cubs’ y que ese espectador había ayudado al pequeño a coger otra pelota minutos antes. “Este jovencito se llevó una bola usada del partido y una de Javy Baez. Todo está bien. El chico está ABSOLUTAMENTE OK, por lo que dejadlo correr”, tuiteó.

“El niño ya tenía una pelota que ese mismo chico le había ayudado a conseguir”, tuitea Chuck Mycoff, otro espectador que asegura que reagalaron a otro niño la pelota tras fotografiarse con la bola. Mycoff aparece en el vídeo con gorra y polo azules. En esa misma línea, Jeff Rose, seguidor de los Cardinals, también asegura que vió como el espectador fue "capaz de pillar al menos otros dos bolas y entregarlas a otros niños".

Finalmente, el propio equipo ha intervenido en esta controversia asegurando que hablaron con la madre del niño y el hombre del vídeo y que "nadie robó la pelota al pequeño". Un portavoz del equipo ha explicado que la familia del niño estaba profundamente preocupada por las "terribles acusaciones" recibidas por el adulto. "Esperamos que esta primera experiencia no arruine su viaje a Chicago y al Wrigley Field, y les invitamos a que vuelvan pronto", expresó Julian Green, portavoz de los Cubs, según recoge l a cadena NBC. 

Una imagen vale más que mil palabras. Pues bien, en la cuenta oficial de los Cubs aparece el niño con una sonrisa de oreja a oreja y dos pelotas de béisbol, una de las cuales fue entregada por el espectador vapuleado en internet durante 48 largas horas.