Ir a contenido

DAÑOS AL MEDIO AMBIENTE

Las marcas de lujo queman productos valorados en millones

Los productos que no se venden en el mercado son destruidos para proteger la propiedad intelectual y los valores de la marca

Desfile de Burberry en 2017 por la London Fashion Week.

Desfile de Burberry en 2017 por la London Fashion Week. / Kirsty Wigglesworth

La firma Burberry ha destruido más de 28 millones de dólares en productos no vendidos durante el año pasado, sumando 90 millones liquidados durante los últimos cinco años. Los accionistas preguntaron en la reunión anual de la compañía por qué los productos sobrantes no se ofrecen a los inversores privados y la respuesta de Burberry es que esa mercancía se quema. Esas son algunas revelaciones de un informe sobre los excedentes del mercado del lujo que ha publicado este jueves el diario británico 'The Times'.

El mercado de lujo produce más de lo que vende porque sus artículos son muy caros y a menudo no encuentran una salida fácil en el mercado. Al final, lo sobrante se tiene que destruir y eso se convierte en un problema para el medio ambiente, aunque Burberry, que en el artículo reconoce que el género "no deseado" se quema, la destrucción tiene lugar en incineradoras especiales que son capaces de aprovechar la energía resultante del proceso.

La gente "equivocada"

En lugar de donar todo lo residual u ofrecerlo a precios más baratos, el género no vendido se liquida para proteger la propiedad intelectual y los valores de la marca, señala el rotativo. Estas compañías alegan que no quieren que la gente "equivocada" lleve sus productos o que estos acaben en mercados que reduzcan el precio. 

El año pasado se descubrió que los productos sobrantes de H&M ayudaban a dar energía a una pequeña ciudad de Suecia, Vasteras. Un hecho contradictorio es que en el 2017, la empresa envió más de 15 toneladas de productos descartados al generador de electricidad de la ciudad para quemarlos en lugar de hacer carbón, alegando que estaban en malas condiciones para ser reciclados. 

Recientemente se ha sabido que Richemont, compañía suiza que posee las marcas Cartier y Montblanc, ha destruido relojes por valor de  más de 400 millones de libras en dos años después de recomprarlos a los joyeros que no conseguían venderlos. 

Casos de caridad

En algunas ocasiones, los productos se donan o se venden más baratos. La marca Termperly dona la ropa que no vende a la oenegé Women for Women, o la vende con descuento en su outlet de Oxforshire. Burberry también ha afirmado que donó 120 toneladas de productos de piel a Elvis & Kresse para que los convirtieran en accesorios, y que parte de los beneficios que obtengan irán a oenegés. 

Temas: Moda

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.