Ir a contenido

Feminismo digital

Graves insultos a Paula Bonet por señalar que no solo hay cinco violadores sueltos: "Estamos rodeadas"

La artista y feminista quiso señalar que las violaciones también se producen en lo que se consideran entornos seguros

Recibió decenas de insultos al entender que estaba señalando a todos los hombres

Mamen Hidalgo

Graves insultos a Paula Bonet por señalar que no solo hay cinco violadores sueltos: "Estamos rodeadas"

La artista Paula Bonet reaccionó a la puesta en libertad de los miembros de 'La Manada' señalando la necesidad de salir a las calles para protestar contra la cultura de la violación y para exponer cómo se silencian las violaciones en el entorno más cercano a las mujeres.

Con un tuit en el que señalaba que las mujeres están rodeadas, trataba de terminar con la idea de que estos actos solo se producen en un callejón de noche, como en las películas. "Están en casa, en las aulas, sentados en el autobús, en las cenas de empresa, recitando poemas sobre una tarima. Están en todos los putos sitios. Por favor, salid todas a las calles".

El mensaje, que quiso ser un alegato feminista contra la idea común de que las violaciones se producen en entornos que no son seguros, fue interpretado por muchos tuiteros como un ataque a todos los hombres. La reacción fue un 'not all men' de manual. Es decir, "no todos somos violadores". Aunque eso estaba ya claro. 

Las críticas no pararon de llegar. Utilizando sus cuentas de Twitter e Instagram, fue narrando la cantidad de insultos recibidos por lanzar este mensaje. Entre otras cosas, le decían que su padre era un violador, que solo quería llamar la atención o términos más directos como "puta barata", "paranoica", "loca", "enferma", "poseída", "amargada" o "imbécil".

Visto este acoso en redes sociales, no solo no se ocultó, sino que pidió más acción a las mujeres para acabar con la "injusticia patriarcal".

Los insultos no cedieron durante todo el fin de semana, a lo que este lunes por la mañana respondía: 

Pero el acoso sufrido también ha despertado una oleada de apoyo a la artista, dándole la razón sobre lo invisibilizada que está la violación en los entornos seguros y la dificultad de denunciar en estos casos. Son numerosos los mensajes que ha recibido dando la razón a su argumento y sosteniendo que las reacciones a su tuit demuestran la necesidad de seguir trabajando contra el patriarcado.