Ir a contenido

PASO DE BAILE ASOMBROSO

El paso de Michael Jackson con el que desafía la gravedad en 'Smooth Criminal' tiene explicación

Un grupo de científicos explican que el cantante lograba inclinarse 45 grados gracias a unos zapatos especiales que patentó y a su óptima condición física

El Periódico

Michael Jackson y uno de sus bailarines, en el famoso paso antigravedad del cantante.

Michael Jackson y uno de sus bailarines, en el famoso paso antigravedad del cantante.

Un grupo de científicos admiradores del rey del popMichael Jackson, elaboraron una explicación científica de cómo el cantante fue capaz de realizar uno de sus pasos más famosos: el de inclinarse hacia adelante con el tronco recto, según un estudio que ha publicado este martes Journal of Neurosurgery.

La mayoría de los bailarines, aunque tengan un tronco "muy fuerte", solo consiguen una inclinación de un máximo de 30 grados cuando realizan la famosa acrobacia de Jackson, mientras que el icono lograba inclinarse 45 grados fácilmente, aseguran los autores en el Journal of Neurosurgery.

Fuerza muscular

La fuerza muscular del artista ha hecho posible que interpretara ese asombroso pase de baile, que millones de personas han tratado de emular y no han conseguido, lesionándose además en el intento.

Tres neurocirujanos del Instituto de Posgrado de Educación Médica e Investigación en Chandigarh (India) se dispusieron a examinar desde el punto de vista científico la inclinación antigravedad introducida por el artista en el vídeo musical Smooth Criminal.

Nishant S. Yagnick y sus colegas determinaron que el hito de Jackson se debió a varios factores, incluyendo su talento, fuerza muscular, capacidad de invención y el uso de unos zapatos que el propio artista patentó. En términos de biomecánica, el paso que hizo famoso Jackson era "imposible", según los autores.

Sin embargo, los zapatos especiales que usó le permitieron manipular sus movimientos corporales, gracias a que el tacón tenía un hueco en forma de v que se enganchaban a unos tornillos fijos sobre la superficie del escenario. De este modo, Jackson y sus bailarines podían casi reclinarse en el aire en un ángulo imposible.

Inclinación de 45 grados

"Esa fue una idea muy ingeniosa. Sin embargo, incluso con esos zapatos la gente no es capaz de inclinarse 45 grados. Se necesita un buen núcleo de fuerza, que Michael Jackson atesoraba en su tendón de Aquiles y en los músculos de la columna", ha apuntado en su estudio Manjul Tripathi, otro de los autores.

Así, determinaron que la condición física de Jackson, principalmente en el tronco, músculos de la columna, tendón de Aquiles y la parte posterior de cada pierna hizo posible que el cantante soportara tal presión sin lesionarse en el intento.

   
   
      

Sigue a Extra en Facebook