Ir a contenido

AMIGOS DE LO AJENO

El club de los famosos pillados robando

Winona Ryder, Lindsay Lohan, O. J. Simpson, Megan Fox o Katy Perry engrosan la lista de cleptómanos vip

Laura Estirado

Ryder, Lohan, Simpson, Fox y Perry, algunos de los vips amigos de lo ajeno.

Ryder, Lohan, Simpson, Fox y Perry, algunos de los vips amigos de lo ajeno.

El vídeo publicado este miércoles por Ok diario que muestra a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en el 2011, vaciando su bolso a petición de un vigilante de seguridad del Eroski próximo a la Cámara madrileña, ante la sospecha de que había sustraído unas cremas de la marca Olay, y por el que ha dimitido finalmente, trae al recuerdo otros casos de famosos que también fueron pillados in fraganti llevándose algún artículo sin pasar por caja. Ninguno tenía problemas de cash, pero quizá lo hicieron por el subidón de adrenalina de sacar algo sin permiso de un establecimiento. 

Aclarado el trastorno, estos son algunos de los cleptómanos vip que más han dado que hablar en los últimos años.

1. Winona Ryder

Ostenta el título de cleptómana oficial de Hollywood después de su célebre tentativa de robo en una tienda de Beverly Hills (Los Ángeles) en el 2002. La actriz de Lucas y Beetlejuice trató de llevarse prendas y accesorios por valor de casi cinco mil dólares. Las cámaras pillaron a la intérprete, de 46 años, llenándose el bolso, por lo que fue interceptacada por los de seguridad antes de poner un pie en la calle. El escándalo fue mayúsculo y su caída a los infiernos le ha durado más de una década, hasta su reinserción televisiva con la serie revival Stranger Things.

La candidata al Oscar por Mujercitas y La edad de la inocencia fue condenada a tres años de libertad condicional y el pago de 6.355 dólares por el botín hurtado. También tuvo que hacer terapia para su trastorno cleptómano y dedicar 480 horas de trabajo comunitario.

En una entrevista años después, declaró que nunca se sintió culpable: "Porque no hice daño a nadie", explicó. "Nunca dije ni una sola palabra, no difundí un comunicado, no hice nada y solo esperé a que pasara". Se alejó de Hollywood y se fue a San Francisco, al cobijo de sus padres.

2. Lindsay Lohan

La actriz norteamericana de ascendencia italo-irlandesa que comenzó su carrera como modelo infantil para Calvin Klein, hizo luego algún pinito en pelis de la factoría Disney. Pero pronto empezó su declive, y su colección de portadas ganadas a pulso por su excesos en locales nocturnos. En el 2011,  fue condenada a 120 días de cárcel y a 480 horas de trabajos comunitarios después de llevarse sin pagar un collar de 2.500 dólares de una joyería de Venice, en California. En su defensa, Lohan (31 años) argumentó que no se trató de un robo, simplemente "lo tomó prestado".

3. O. J. Simpson

El exestrella de fútbol americano salió en libertad el año pasado tras cumplir nueve de cárcel por secuestro y robo a mano armada en el hotel y casino Palace Station de Las Vegas (Nevada), en septiembre del 2007. Simpson (70 años) y varios acompañantes se llevaron del hotel objetos firmados por el exjugador de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y otros artículos, porque el famoso deportista los consideraba de su propiedad. El robo lo denunció el vendedor de los artículos deportivos, Bruce Fremong, que había quedado en el hotel con un comprador y en lugar de este el que se presentó a la cita fue O. J. Simpson.

El astro de los Buffalo Bills también protagonizó otra odisea de tribunales: el que se llamó el Juicio del siglo.  Ocurrió en 1995, cuando fue acusado del asesinato de su exesposa y de un amigo, delitos por los que, finalmente, fue absuelto.

4.  Megan Fox

De adolescente, la actriz de Transformers, protagonizó varios hurtos de poca monta: caramelos y chuches. Pero el gran susto le llegó con 16 -hoy tiene 31-, cuando fue detenida al tratar de llevarse una barra de labios (de siete dólares) de unos grandes almacenes. Como castigo, le impusieron no volver a pisar las tiendas Walmart.

5. Katy Perry

La reina californiana del Swish Swish confesó en una entrevista al BBC que tenía la manía de llevarse las almohadas de los hoteles donde se hospedaba. "Robo almohadas de cada uno de los sitios en los que me quedo", dijo. A veces no solo sustrae almohadas. "Cuando tenía 17 años, fui a un hotel encantador en Japón y me llevé todo. Al servicio de habitaciones les decía: 'más lociones, por favor, más chocolate, por favor'".

Sigue a Extra en Facebook

0 Comentarios
cargando