Ir a contenido

DESAFÍO

'Lemon face challenge', un nuevo reto viral con fines solidarios

El desafío de difundir qué cara se pone cuando se muerde un limón pretende crear conciencia y recaudar fondos para la investigación del glioma pontino intrínseco difuso (DIPG), un tipo agresivo de cáncer terminal

El Periódico

Una chica muerde un limón.

Una chica muerde un limón.

Comer una rodaja de limón, grabar en vídeo la reacción, subirla a redes sociales y desafiar a otra persona es básicamente en lo que consiste el Lemon face challenge (que se podría traducir como Reto de la cara de limón), el nuevo desafío viral que pretende crear conciencia y recaudar fondos para la investigación del glioma pontino intrínseco difuso (DIPG), un tipo agresivo de cáncer terminal.

En términos generales, el DIPG es un tumor localizado en la protuberancia del tronco encefálico, es decir, la porción inferior del cerebro que conecta a este con la médula espinal. Su localización hace que extirparlo quirúrgicamente sea imposible y su tratamiento -6 semanas de radioterapia- sea insuficiente, pues el tumor reaparece y progresa rápidamente.

Con el Lemon face challenge lo que se pretende, además de hacer visible de una forma llamativa esta enfermedad, es recaudar dinero para la investigación, como ya hizo y logró el famoso Ice Bucket Challenge con la ELA. Al reto, de momento, se han unido personalidades conocidas en Estados Unidos, como el entrenador de fútbol del Alabama, Nick Saban, que ha recogido el testigo de la Aubreigh's Army, una organización que apoya la lucha contra el DIPG. La organización benéfica está inspirada en Aubreigh Nicholas, una estudiante de 11 años, de Mobile, (Alabama, Estados Unidos) que fue diagnosticada de DIPG en septiembre del 2017, y al que están ayudando para costear su tratamiento.

  

También se unió el equipo de los Dodgers, de Los Ángeles, quienes a su vez retaron a los Diamondbacks, de Arizona.

  

Dos de las primas de Aubreigh Nicholas -Shelby y Claire- también han querido sumarse al reto, junto a varios compañeros y la doctora Jones.

   
   
      

Sigue a Extra en Facebook