Ir a contenido

Se suicida una representante de actrices que propició encuentros entre Weinstein y una de sus presuntas víctimas

Jill Messick era la apoderada de Rose McGowan, supuestamente violada por el productor de cine

El Periódico

Jill Messick.

Jill Messick.

El 'caso Weinstein' se ha cobrado una víctima. La estadounidense Jill Messick, que trabajó como productora y representante de actores en Hollywood, se ha suicidado este viernes a los 50 años, informó su familia. Messick está acusada de propiciar encuentros entre Harvey Weinstein y la actriz Rose McGowan, que asegura haber sido violada por el productor. 

Messick padecía depresión y ésta empeoró al verse envuelta en el escándalo sobre la violación a la actriz Rose McGowan presuntamente cometida por el productor Harvey Weinstein, explicaron sus parientes en un comunicado.

"Ver su nombre en los titulares una y otra vez, como parte del intento de una persona por ganar más atención para su causa (en referencia a McGowan) junto al desesperado intento de Harvey por defenderse, fue devastador para ella", dijeron.

Messick, que era mánager de McGowan en 1997 cuando supuestamente tuvo lugar la violación, trabajó como productora en filmes como 'Frida' (2002) o 'Mean Girls' (2004).

En su nota, la familia comienza diciendo que "el Movimiento", en alusión a iniciativas feministas como Time's Up (Se acabó el tiempo), "ha perdido a uno de los suyos".

"Jill creía en el Movimiento. Apoyaba que cada mujer finalmente pudiera dar un paso al frente para compartir sus oscuras verdades y exponer a aquellos que habían cometido previamente hechos indescriptibles. Era leal. Era fuerte. Jill era muchas cosas, pero no era una mentirosa", escribieron.

Correo electrónico

A finales de enero, el nombre de Messick llegó a los medios a través de los abogados de Weinstein, que divulgaron un correo electrónico suyo como un intento para echar por tierra las acusaciones de violación por parte de McGowan.

En una entrevista reciente con la cadena ABC, la actriz dijo que los representantes eran parte de una estructura de Hollywood que silenció los casos de agresión sexual.

La familia dijo que la fallecida decidió permanecer en silencio ante los comentarios de McGowan, pese a que, según su versión, Messick habló con sus jefes para que tomaran cartas en el asunto tras conocer por parte de la actriz que había tenido lugar un incidente de carácter sexual (no una violación),

Por otro lado, también arremetieron contra Weinstein por hacer público un correo electrónico de Messick sin su consentimiento.

Finalmente, los familiares también alertaron a los periodistas sobre su responsabilidad a la hora de informar correctamente sobre estos asuntos.

"Jill fue una víctima de nuestra nueva cultura de compartir información sin límites y una disposición a aceptar declaraciones como hechos. La velocidad a la hora de diseminar información ha conducido a falsedades sobre Jill como persona, algo que fue renuente e incapaz de cuestionar", indicaron.

"Se convirtió en un daño colateral en una de por sí horrible historia", concluyeron. 

Activista del Me Too, acusada de acoso por dos hombres

Cristina García, legisladora demócrata de la Asamblea de California que alcanzó notoriedad en los últimos meses por su activismo en favor del movimiento contra las agresiones sexuales Me Too (Yo también), fue acusada el jueves de acoso por dos hombres, informó este viernes la publicación 'Politico'.

Daniel Fierro, que trabajaba en la oficina del asambleísta Ian Calderon, aseguró que García, que parecía estar bajo los efectos del alcohol, le manoseó la espalda y el trasero y trató de tocarle la entrepierna durante un partido de sóftbol en 2014.

Asimismo, un lobista, que habló bajo condición de anonimato, afirmó que García le hizo una proposición sexual explícita e intentó tocarle los genitales durante un evento de recaudación de fondos en 2017.

En un comunicado remitido a 'Los Ángeles Times', García confirmó que asistió a ese partido de sóftbol en 2014, pero añadió que no tiene ningún recuerdo de haberse comportado "de manera inapropiada", algo que, según dijo, va en contra de sus valores.

"Cada denuncia sobre acoso sexual debería tomarse seriamente y yo participaré a fondo en cualquier investigación que tenga lugar", añadió.

García es desde 2012 la asambleísta que representa al Distrito 58 de California, en el que se incluyen ciudades situadas en la periferia de Los Ángeles como Bell Gardens, Commerce, Downey, Montebello, Pico Rivera y Norwalk.

Además de presidir el Caucus Legislativo de las Mujeres en California, García ha destacado en los últimos meses por sus acciones dentro y fuera de la Asamblea para impulsar el movimiento "Me Too" en contra de las agresiones sexuales.

Una imagen de la legisladora californiana formó parte del número especial de Time en el que la revista eligió como Persona del Año de 2017 a las activistas de "Me Too".

   
   
      

Sigue a Extra en Facebook

     
       
       
              
               
   

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.