Ir a contenido

vídeo amoroso

Una escuela enseña a seducir en México

El centro aporta los cuatro pasos necesarios para conquistar y reflexiona sobre "qué hace a los hombres atractivos" ante el mundo

El Periódico

La escuela de seducción enseña también a fortalecer la autoestima y alcanzar el éxito en distintos aspectos de la vida. / EFE VÍDEOS

El arte de seducir tiene bases biológicas y sociales, según Instinto Social Alfa, la escuela de seducción en México que enseña a los hombres (y solo a los hombres) cómo conquistar . Además de las relaciones amorosas, la escuela también presta atención a favorecer la autoestima de sus alumnos y a que los pupilos alcancen el éxito en distintos aspectos de su vida.

Miguel Carrión, el director del curso, lo tiene claro: a partir de la seguridad personal, seducir se convierte en algo mucho más sencillo. De todas maneras, la seducción también debe entrenarse a través de sesiones teóricas y prácticas. Según esta escuela especializada, el proceso debe seguir cuatro pasos: intrigacualificaciónconexión y finalmente, seducción o sexualización.

1. Intriga

El primer paso hace referencia a generar un misterio. Es necesario provocar interés en la persona que se quiere seducir. Para este primer contacto, la escuela ofrece sesiones de lenguaje corporal para aprender a acercarse a las mujeres. Algunos de los consejos son: aproximarse de lado, con una sonrisa y respetando el espacio.

En las primeras clases teóricas, el curso también trata las bases biológicas de la atracción. Según Carrión, es importante que los alumnos conozcan estas bases y entiendan que para muchas mujeres no es importante el físico o la clase social. 

2. Cualificación 

El segundo paso tiene mucho que ver con la autoestima y la confianza en uno mismo. Se trata de resaltar las cualidades que llaman la atención de la persona a la que se quiere seducir. El primer paso es reconocer las propias cualidades para así poder ofrecérselas al resto de personas.

Carrión da mucho importancia a esta parte de la seducción y declara que "un seductor, definiéndolo de manera muy específica, sería alguien que está enamorado de sí mismo". 

3. Conexión

El tercer paso consiste en conectar con una persona de manera real, "sin las máscaras que nos ponemos día a día en nuestra sociedad", comenta Carrión. Definir las verdaderas pasiones y tener claro qué se quiere en la vida hacen a uno mucho más atractivo de cara al resto. 

Llegar a conectar con otra persona es el objetivo principal del curso. De todas maneras, Daniel Gaspar, un joven alumno de la escuela, afirma que la escuela de seducción "no es solo para conquistar chicas", sino que también sirve para "el día a día, en los negocios y la familia".  

4. Seducción 

El último paso sería el de la seducción pura y dura: poder llevar una situación de entendimiento mutuo a una atracción química en la que lo sexual se respire en el ambiente. Para llegar a esta situación gracias al curso, los alumnos habrán realizado ocho sesiones teóricas y seis prácticas. Al final del proceso, el curso incluye salidas nocturnas para poner en práctica todo lo aprendido.

Establecer el contacto social es la última clase del curso. El profesor se encarga de supervisar estas sesiones prácticas que pueden tener distintos objetivos: desde hablar con una chica hasta conseguir que dos grupos de amigos se junten y así convertirse en el alma de la fiesta. 

   
   
      

Sigue a Extra en Facebook

     
       
       
              
               
   

Temas: Hombres México

0 Comentarios
cargando