Ir a contenido

RECETAS FÁCILES

La crema de remolacha: una explosión de colores

Este plato puede servirse como aperitivo en forma de chupito o como entrante

Montse Comesaña

La crema de remolacha es muy sencilla y tiene un color súper impactante con ese color rubí tan bonito. El sabor es suave y si se pasa por el tamiz quedará muy delicada.

Pruébala en estas estas fiestas en forma de chupito. Además es una receta muy baja en calorías unas 80 kcal por cada 100 g.

¡Necesitamos muy pocos ingredientes!

Ingredientes para 4 personas

-3 o 4 unidades de remolacha

-400 g patatas

-100 g cebolla

-1 o 2 cdas. de aceite de oliva virgen

-200 ml nata líquida (13%)

-Agua o caldo vegetal

-Sal y pimienta

-Perejil y queso rallado

 
Preparación

Comenzar cortando la cebolla en trozos pequeños para rehogarla en un par de cucharadas de aceite de oliva dentro de un cazo, no se ha de dorar solo pochar que quede casi transparente, añadir una pizca de sal y tapar.

Pelar y cortar en trozos grandes las patatas y pelar y cortar en trozos pequeños las remolachas. Consejo: colocarse guantes de silicona porque la remolacha mancha mucho. La remolacha se ha de cortar en trozos pequeños porque es una raíz muy dura y cuesta de cocer.

Una vez la cebolla esté a punto, introducir las patatas y las remolachas, cubrir con agua o caldo. Tapar y dejar cocer, vigilando que no se evapore todo el agua, hasta que esté todo bien cocido. (30 a 40 minutos tranquilamente, o más!), se puede hacer en la olla exprés (20 minutos).

Una vez cocido, colarlo todo y reservamos el agua de la cocción por si más adelante lo necesitamos.

Pasar las remolachas, las patatas y la cebolla a un vaso batidor junto con la crema de leche y triturar hasta conseguir una masa lisa y homogénea. Si ha quedado muy espesa, ir añadiendo el agua reservada de la cocción, hasta conseguir la textura deseada.

Rectificar de sal y pimienta.

Pasar esta crema por un colador o tamiz ayudandóse de un cucharón para tamizarla. Con esto se consigue una crema de textura muy suave y delicada.

Servir la crema en recipientes individuales como entrante. O bien, en vasitos pequeños, en forma de aperitivo.

Decorar con un poco de queso rallado y perejil.

Esta receta que se puede hacer unas horas antes y calentar a fuego suave antes de servir.

EL PERIÓDICO te ofrece las mejores recetas, desde la alta cocina de Carme Ruscalleda a los secretos de los nuevos cocineros o las mil y una formas en las que se pueden preparar los canelones.

Más recetas en Recetas Explosivas.

   
   
      

Sigue a Extra en Facebook

     
       
       
              
               
   
La crema de remolacha: una explosión de colores

MONTSERRAT COMESAÑA

0 Comentarios
cargando