22 feb 2020

Ir a contenido

reglamento más estricto

Twitter endurece sus políticas contra el acoso sexual

La red social promete actuar contra los tuiteros que difundan "desnudos no consensuados y símbolos e imágenes de odio"

Vega S. Sánchez

Aplicación para dispositivos móviles de Twitter.

Aplicación para dispositivos móviles de Twitter.

El pasado día 13 (viernes, para más inri) fue un día aciago para Twitter, tras materializarse un boicot internacional a la red social por cerrar la cuenta de una de las actrices víctimas del productor cinematográfico Harvey Weinstein.

Según denunció en Instagram Rose McGowan -la 'bruja' Paige, una de las protagonistas de la serie televisiva 'Embrujadas'-, Twitter cerró su cuenta durante 12 horas por denunciar el acoso de Weinstein y criticar a su amigo, el actor Ben Affleck,  que "silenció" unos casos de abusos que él conocía de sobra, porque ella en persona se los había contado. "Que te den por culo", le espetó McGowan a Affleck en Twitter.

Y es entonces cuando Twitter le suspende la cuenta durante 12 horas, tal y como se encarga de difundir la propiaMcGowan a través de su cuenta en otra red social, Instagram.

TWITTER HAS SUSPENDED ME. THERE ARE POWERFUL FORCES AT WORK. BE MY VOICE. #ROSEARMY #whywomendontreport

Una publicación compartida de Rose McGowan (@rosemcgowan) el 

En el mismo post en el que expone los hechos, pide apoyos para contrarrestar la suspensión. Y vaya si los consiguió: mujeres y hombres de todo el mundo hicieron que ese viernes 13 el 'hashtag' #WomenBoycottTwitter (que se traduce por 'Mujeres boicotean Twitter') fuera tendencia mundial. Más tarde, la red social alegó que uno de los tuits de McGowan contenía un número de teléfono personal, lo cual violaba los términos del servicio de Twitter, y que no habían querido censurarla.

Mea culpa tras el boicot

Sin embargo, la red del pajarito también entonó el mea culpa y su presidente ejecutivo Jack Dorsey prometió, en una serie de tuits escritos esa misma noche, que emprenderían una "postura más agresiva" con respecto a sus reglas, incluidas acciones contra "indeseadas insinuaciones sexuales, mensajes con desnudos, símbolos de odio, grupos violentos y tuits que glorifiquen la violencia".

El máximo responsable de Twitter recordó también que en el 2016 ya se reforzaron las políticas de la compañía, a la vez que se aumentó el número de personas que debían estudiar las denuncias de los tuiteros, pero reconoció que no había sido "suficiente". "Hoy [por el viernes 13] hemos visto voces silenciadas y voces hablando claro porque todavía no estamos haciendo suficiente. Hemos estado trabajando intensamente en los últimos meses y hemos tomado decisiones importantes. Vamos a ser más agresivos en nuestras reglas y en cómo las hacemos cumplir", zanjó Dorsey.

En breve

Los cambios parece que no se harán esperar mucho más. En un correo electrónico que la compañía ha enviado este martes a la agencia de noticias Associated Press (AP), la responsable de política de seguridad en la plataforma ha dado a conocer las nuevas normas al Consejo de Confianza y Seguridad de la firma, un grupo de organizaciones externas que asesora a Twitter sobre sus políticas contra el abuso. La información sobre el cambio de políticas ha aparecido en la revista mensual estadounidense 'Wired'.

Entre otros cambios, Twitter ha asegurado que suspenderá de forma inmediata y permanente cualquier cuenta que identifique como fuente original de "desnudos no consensuados", incluidas imágenes de naturaleza sexual tomadas sin conocimiento de la persona que aparece. Hasta ahora, la empresa trataba de igual forma al que publicaba la imagen por primera vez y a los que la retuiteaban, por lo que todos se enfrentaban a una simple suspensión temporal de sus cuentas.

Denuncia no solo de los implicados

La compañía ha dicho también que desarrollará un sistema para permitir que cualquier persona que sea testigo de un mensaje no deseado de naturaleza sexual pueda denunciarlo, cuando hasta ahora era necesario que una de las partes implicadas (es decir, la víctima) avisara para que se tomaran medidas. Este extremo no solía producirse, puesto que la víctima rara vez se daba cuenta de que se estaba difundiendo ese mensaje y/o imagen.

Twitter también pretende tomar medidas sobre los símbolos e imágenes de odio y "organizaciones que utilizan/han utilizado de forma histórica la violencia como un medio para avanzar en su causa", indicando que dará más detalles en un futuro próximo. Aunque la empresa ya toma ahora medidas contra amenazas directas de violencia, ha indicado que también lo hará contra tuits que glorifiquen o justifiquen la violencia.

   
   
      

Sigue a Extra en Facebook