Ir a contenido

POLÉMICA DISTOPÍA DE SOBREMESA

Secret Hitler: el juego sobre el auge del fascismo que triunfa en EEUU

El tablero de estrategia y deducción ha recaudado casi 1,5 millones de dólares desde que en noviembre del 2015 salió a la venta en la plataforma Kickstarter

El Periodico/ Barcelona

Secret Hitler: un juego de mesa sobre el ascenso del fascismo.

Secret Hitler: un juego de mesa sobre el ascenso del fascismo. / Kikckstarter

La deducción, la estrategia y la intuición son elementos clave en  Secret Hitler. En este nuevo juego de mesa (de entre 5 y 10 jugadores), los participantes se dividen entre "liberales" (un equipo más grande) y otro grupo más pequeño que son los "fascistas". Solo estos últimos conocen la identidad de su líder (el "Hitler secreto") e intentarán engañar a los liberales para que este llegue al poder.

Secret Hitler fue ideado a principios del 2015 por Max Temkin, uno de los jóvenes impulsores del juego Cards Agains Humanity. Todo empezó con una campaña en Kickstarter para obtener el dinero e iniciar el proyecto. Necesitaban 54.450 dólares para producir la primera edición del juego y, en 24 horas, recaudaron más del doble.

Secret Hitler empezó a ser una realidad. Su éxito fue immediato y en agosto del 2016 ya había atraído a más de 30.000 patrocinadores. Además, desde que salió a la venta, en noviembre del 2015, los fabricantes del juego ya han recaudado 1,5 millones de dólares. Rápidamente también se convirtió en el producto más vendido de la categoría juguetes y juegos de Amazon.

Vídeo promocional del juego Secret Hitler de la empresa Kickstarter  / Kickstarter

Renacimiento de los juegos de mesa

Según 'The New York Times', este gran éxito coincide y se explica gracias al renacimiento de los juegos de mesa. Evelyn Rodríguez, investigadora de mercados en Euromonitor International, declara en este mismo medio que la gente de 18 años en adelante pasa cada vez más tiempo con juegos de mesa durante los últimos años. Otra razón que explicaría el gran éxito es el interés creciente sobre el fascismo y los discursos que llevaron al poder a líderes como Hitler Mussolini, entre otros.

Los creadores del juego, originarios de Chicago, han manifestado que el fascismo no es ninguna broma ni asunto humorístico, y que está relacionado de manera clara con el presente de EEUU y con su actual presidente, Trump, sobre todo tras los últimos incidentes con violentos supremacistas ocurridos en EEUU (en Charlottesville, Virginia). El juego se lanzó en plenas elecciones a la Casa Blanca y los creadores aprovecharon la situación para incluir en el juego un 'paquete especial' sobre el gobierno Trump ('The Trump pack'). 

Detractores de Trump

Además, en el sitio web de Secret Hitler ponen la dirección de la Casa Blanca para que aquellos que no estén de acuerdo con el nombre del juego puedan mandar sus quejas o reclamaciones. Aunque los creadores del juego no votaron a Trump en las elecciones, su victoria les dio aún más publicidad a su proyecto.

En Europa el juego no está a la venta. Aunque no incluye ningún símbolo ni imagen nazi, a este lado del Atlántico podría crear polémica, tanto por su nombre como por el objetivo final del juego: hacer que un nazi llegue al poder.

0 Comentarios
cargando