Ir a contenido

Interrupción inocente

Una niña juega a subirse a la mesa de un presentador de televisión en directo

El periodista de la cadena británica ITV Alastair Stewart estaba entrevistando a la madre y al hermano de la pequeña

El Periódico / Barcelona

Entrevista de Alastair Stewart a Lucy Wronka y sus hijos / ITV NEWS

Los profesionales de la televisión tienen que lidiar a menudo con situaciones imprevistas e insólitas, como interrupciones de espontáneos cuando se hacen conexiones en directo. Pero en el caso de los niños, suelen ser divertidas y se toman con otro humor. Es lo que le ha pasado a Alastair Stewart, periodista de amplia trayectoria televisiva, que estaba entrevistando a una mujer en la cadena británica ITV, madre de dos niños alérgicos a los lácteos.

Al presentar a Lucy Wronka y a sus dos hijos, George e Iris, Stewart ya advierte de que la pequeña Iris "va a hacer lo que quiera", puesto que se pasea por el plató de ITV News como si fuera el salón de su casa. La niña no deja de corretear y emitir grititos y saltos mientras un profesional Stewart se centra en entrevistar a la madre. Sin embargo, cuando está hablando con George, la pequeña consigue su propósito de subirse a la mesa, y es cuando Stewart, con humor, le dice a Iris que continúe "haciendo lo que hace".

Los niños de la BBC

Y es que los niños no entienden de cámaras de televisión ni de programas en directo. Así sucedió, al menos, con los hijos del profesor Robert E. Kelly cuando, en marzo de este año, hablaba en directo para la cadena británica BBC. Kelly estaba haciendo un sesudo análisis sobre la situación política de Corea del Sur cuando entró su hija al despacho durante la conexión en directo.

El profesor Robert E Kelly, interrumpido en el directo de las Noticias de la BBC por sus hijos y su esposa, momento que se lleva a sus hijos del despacho. / BBC

Cuando más intentaba Kelly apartarla de cámara, más se situaba ella dentro de plano. Para acabar de arreglar la escena, entra su segundo hijo, un bebé en andador (taca-taca). La escena se viralizó rápidamente y se hicieron múltiples parodias, incluida una con Pablo Iglesias, el 'padre' al que interrumpen sus 'hijos' Íñigo Errejón y Pablo Echenique. Días después de alcanzar esta fama involuntaria, la familia Kelly posó al completo ante las cámaras de la BBC, esta vez mucho más distendidos.