Ir a contenido

Las mejores calas de Eivissa para esconderte con tu chic@

Cada semana, el 'playólogo' Miguel Ángel Álvarez Alperi te cuenta sus secretos. Si quieres ver más fotografías, saber cómo llegar a esas playas y calas y disfrutar de sus artículos de autor para 'disfrutones del mar', entra en www.elplayologo.com

Miguel Ángel Álvarez Alperi

Descubre cuál es la playa misteriosa.

Descubre cuál es la playa misteriosa. / Miguel Ángel Álvarez Alperi

Eivissa está tan de moda como abarrotada, así que cuesta trabajo encontrar un rincón donde poder estirar la toalla. Y si buscas un poco de silencio e intimidad... ¡entonces ya ni te cuento! Es el"chumba, chumba" que a veces parece que te persigue. Pero eso pasa por ir siempre a las mismas playas. Y por no saber que hay 180 diferentes.

Estas son las calas que recomendé personalmente a la 'top model' Elle MacPherson para poder escapar del mundo:

Las playas del Comte, las preferidas de Elle MacPherson

Antes de que la asediaran hordas de paparazis, cada mañana, cuando salía a correr desde su mansión cerca de las playas de Comte, al 'cuerpo' le gustaba disolverse en las aguas limpias y puras del Racó des Puig des Fornás, un rincón que, aunque muy cercano a las playas más famosas del ponent ibicenco, casi siempre estaba igual de delicioso que en la fotografía. Aún recuerdo el día en que nos conocimos... Yo apenas tenía 22 años y estaba promocionando mi primera guía de Eivissa y Formentera.

Sé que aún conserva con cariño aquel primer ejemplar que le dediqué y que frecuenta la selección de calas que le hice, como yo tengo tatuado en mi corazón el olor de su piel perfumada cuando nos presentaron por primera vez. Interesante mujer. A esta calita de fondos de arena como harina se llega caminando desde las playas de Comte. Si sigues avanzando también verás una vieja torre de vigilancia con la que hacerse un selfi y, un poco más allá, un rincón para zambullirse (la punta des Farallons) y tomar el sol en pelota a vista solo de las gaviotas.

Portitxol de Sa Pega: baños de sol, de ola y de soledad

En Eivissa hay contabilizadas oficialmente unas 60 playas, que son las consagradas al veraneo, a las masas, pero hay otras 120 calas donde todavía es posible la felicidad plausible. El silencio perpetuo. Un buen ejemplo es la playa del Portitxol de Sa Pega, en Es Cubells, un tesoro que no tiene ni cartel indicador ni ganas de que sea descubierto. Pero ahí está, inmersa entre turquesas y esmeraldas, oculta de las miradas, ajena al mundo con sus casetas de pescadores y su playita de arena blanca. Esta es una de esas calas que pasa desapercibida por el gran público sencillamente porque no se conoce. Y porque, claro, no tiene ni chiringuito ni hamacas ni sombrillas de alquiler (ni falta que le hacen). Y porque para llegar hay que saber dónde está, cruzar una puerta y bajar unas escaleras: cinco minutos de penurias a cambio, eso sí, de una delirante soledad. Porque por aquí te digo yo que nadie te lo descubrirá... Esta es una de las "sorpresas de autor" que descubro en mis guías, uno de mis diez rincones favoritos.

La playa de s'Illot de s'or: para dar con ella y retirarse

"Está donde Cristo perdió la zapatilla, donde nadie sabe que existe; pero cuando llegues y la descubras... cuando te veas ahí sola, nadando entre todas esas aguas cristalinas y con tanta arena fina y dorada bajo tus pies, ya me dirás si tenía yo razón". Con estas mismas palabras la convencí para venir. Y con la soledad austera y la belleza pura; y con el goce de lo natural, de lo virgen y de lo auténticamente isleño. Todo convence a quien busca esa otra Ibiza: cruzar nadando hasta s’Illot de s’Or, bucear en la naturaleza, ver pasar el mundo a lo lejos... Aquí se viene a eso, y poco más. Puede que haya poca arena emergida, pero te sobrará espacio para estar solos. Para conseguirlo, tendrás que caminar 300 metros y destrepar usando buen calzado. Está relativamente cerca de Es Pou des Lleo (otro hermoso y auténtico lugar en el que quedarse a comer un 'bullit de peix' . Y no es tan difícil bajar, ya lo verás. Otra cosa es que pueda explicarte aquí con el detalle necesario el camino exacto para llegar. Que no es poco.

El Caló des Porcs: el secreto del senyor de Es Canaret

Me declaro fiel transeúnte enamorado de este rincón del alma. Una de mis joyas preferidas, donde viví momentos inolvidables. Aquí es a donde me gusta mandar a los míos cuando ya están hartos de sufrir la Eivissa que sale en las revistas. Este humilde islote que ves en la imagen es el islote de Es Canaret, donde criaba gallinas y conejos ­-pero sin redil- un humilde payés (el primigenio propietario). Vivían libres y felices sin saber el futuro que les esperaba. Las gallinas, digo. Eso fue así hasta que vino el señor Otto y le compró la finca por cuatro perronas. Mandó construir una casa como una torre, levantó sus muros y cerró el camino de acceso para que solo él pudiera gozar de sus encantos. Pero ya no. Los tiempos han cambiado (y en esto para bien) y ahora te dejan bajar por un sendero, cruzar frente al gallinero y, cuando te das cuenta, ya estás alucinando con la estampa. Y empezando a envidiar, claro. ¡Porque vaya mansión tiene aquí montada! Pero eso sí: ambos gozaréis de la misma tranquilidad y belleza. Mediterráneo en estado puro y para todos los bolsillos.

Los textos y fotos de esta semana se encuentran en 'Todas las playas de Ibiza', de Ediciones Laluzenpapel. Si quieres ver más fotografías o saber cómo llegar a esas playas y calas, entra en la web de 'el playólogo'.

CONCURSO 'LA PLAYA MISTERIOSA'

Descubre cuál es 'La playa misteriosa' de esta semana

¿Le suena esta playa? Junto a las recomendaciones de Álvarez Alperi, EL PERIÓDICO plantea a los lectores el reto de encontrar la playa misteriosa. Díganos su nombre y dónde está y participe en el sorteo semanal de las guías 'Todas las playas de Catalunya 1 y 2: Costa Brava Norte y Costa Brava Sur'. Envíe la respuesta antes de cada sábado a concurso@elplayologo.com, con su nombre y teléfono de contacto. El ganador de la semana pasada es Jaume Parodi del Olmo.

0 Comentarios
cargando