Ir a contenido
Una pareja se besa en Barcelona.

ALBERT BERTRAN

EL FLIRTEO A TRAVÉS DE LAS APLICACIONES DE MÓVILES

Gisela: "Una foto dice muchas cosas, sabes lo que transmiten sus ojos"

Una mujer que conoció a su actual pareja en una 'app' para ligar cuenta su testimonio

Sonia Gutiérrez Eli Vivas

Una de las críticas a las 'apps' de ligue es la frivolización que supone reducir la elección de la pareja a unas fotos y una breve descripción. En Tinder, una de las aplicaciones para ligar más usadas, se lleva al extremo: aparecen en la pantalla del móvil un carrusel infinito de 'candidatos', si mueves el dedo hacia la izquierda, descartado; si lo mueves hacia la derecha, aceptado. Sí, no, sí, no, no, no... ¿Cómo es posible enamorarse así? Pues es posible. Al fin y al cabo, no deja de ser una versión virtual y acelerada del amor a primera vista.

“Una foto dice muchas cosas, sabes lo que transmiten sus ojos”, asegura Gisela (nombre ficticio), que conoció a su actual pareja en Tinder. Prefiere esconder su nombre real porque no quiere que su entorno sepa que su amor surgió en internet. “No es tan romántico”, opina. Esperen a conocer su historia y juzguen.

Él le envió un 'super like' a través de Tinder, que viene a ser lo más de lo más, y además la buscó por Instagram y le envió un mensaje para llamar su atención. A ella, separada desde hacía cuatro años y que ya había tenido dos experiencias en otra red social que habían sido un “desastre”, tanto interés de entrada la abrumó. “Dame tiempo”, le pidió. Empezaron a chatear hasta que quedaron un día para tomar un café.

“Yo iba sin ninguna pretensión. Las otras veces que había quedado con otros chicos estaba todo más preparado, una cena en un sitio especial... aquí fue solo un café al salir de trabajar”, recuerda. Pero hubo una conexión desde el principio. Tras el café fueron a dar un paseo, hasta que se les hizo de noche y cenaron juntos... “Somos perfiles totalmente diferentes”, dice ella, que reconoce que sin la aplicación de móvil difícilmente se hubieran encontrado.

'E-mails' de agradecimiento

Las empresas de 'dating apps' reciben a diario e-mails de usuarios contándoles historias como estas. “Hay testimonios emocionantes, ¡hasta nos envían fotos de bebés!”, explica Claire Certain, directora de Comunicación de Happn. “La posibilidad de haber conocido a tu pareja a través de servicios de 'dating' es cada día más normal, de hecho 1 de cada 5 españoles declara conocer a una pareja que empezó en Meetic”, afirma María Capilla, responsable de Márketing de Meetic para España y Portugal.

El hecho de que sea un fenómeno creciente hace también que se vaya normalizando, aseguran las empresas. “En Nueva York, 3,5 de cada 5 jóvenes de menos de 35 años usan 'dating apps', es tan normal como ir a tomar una copa”, afirma Certain. El 83% de usuarios españoles de Meetic no tendría problemas en decir a sus amigos que ha conocido a su pareja en esta plataforma, si bien a sus madres solo se lo diría el 56%, y a sus padres, el 46%, según datos de esta compañía. Cristina Miguel, profesora titular en la Universidad Leeds Beckett, que ha realizado un estudio sobre las plataformas para ligar, considera sin embargo que sigue habiendo un “estigma social” y vergüenza a la hora de reconocer que se usan.

Se declare públicamente o no, lo cierto es que es posible encontrar pareja en las 'apps' de ligue. Gisela y su chico celebran este agosto su primer año juntos. Felicidades.