Ir a contenido

El flirteo a través de las aplicaciones de móvil

¿Cómo se liga a través de internet?

EL PERIÓDICO radiografía las 'apps' para conocer gente a partir de una encuesta anónima y confidencial entre sus usuarios

Sonia Gutiérrez Eli Vivas

Dos usuarios de aplicaciones para ligar.

Dos usuarios de aplicaciones para ligar. / Danny Caminal

Un buen día te decides, porque te lo ha dicho un amigo, porque estás harto de no encontrar lo que quieres en la 'vida real' o simplemente por pasar el rato. Y entras en una 'app' de ligue. Tinder, Meetic, Happn, Adoptauntío, Badoo... las hay hasta cansarse, cada una con su punto diferencial, pero en el fondo iguales: todas pretenden que tu vida social subirá como la espuma. Y a poco que te esmeres, especialmente si eres chica, vaya si se anima. Cada día, decenas de flechazos, 'likes', 'matches' y mensajes de personas interesadas en hablar y quedar contigo. Y entonces surge la duda: ¿cómo es quien está al otro lado? ¿qué busca? En EL PERIÓDICO también hemos querido averiguarlo, y hemos realizado una encuesta entre usuarios de 'dating apps' que nos han contado, de forma anónima y confidencial, cómo ligan por internet. La radiografía resultante confirma algunos tópicos, pero también da alguna sorpresa.

Tópico número 1: Los hombres buscan sexo y las mujeres, pareja. Verdad a medias, según los resultados de la encuesta. El 62% de los hombres afirman estar muy o completamente de acuerdo con la expresión “uso las 'dating apps' para tener sexo sin compromiso”, frente a tan solo el 19% de las mujeres. En el caso de buscar el amor, los porcentajes están más igualados: el 41,2% de hombres y el 49,2% de mujeres aseguran estar muy o completamente de acuerdo con este objetivo. Lo cual refleja que, al parecer, los hombres son los más abiertos al famoso 'lo que surja'.

El 62% de los hombres que usan 'dating apps' declaran que buscan sexo sin compromiso, frente a solo el 19% de las mujeres

Esta actitud no es exclusiva en internet. “Las nuevas tecnologías no han cambiado la forma de ligar, pero sí han proporcionado más oportunidades de conocer gente nueva y de poner en contacto a solteros que de otra forma no podrían conocerse”, afirma María Capilla, responsable de Márketing de Meetic en España y Portugal. “Las 'apps' son una reproducción de la vida real, no hay reglas, no sabes lo que va a pasar”, explica Claire Certain, directora de Comunicación de Happn.

Los solteros ya no sienten la presión social de casarse y formar una familia, hay 'singles' que no tienen ninguna intención de dejar de serlo, por lo que buscar pareja no es el único objetivo de los usuarios de las aplicaciones para ligar. Todo depende de las expectativas de cada cual. “Hay tantas personas como clases de relaciones y existe mucha más libertad para que tanto chicos como chicas puedan elegir lo que buscan”, opina Capilla. “Están los que se casan y los que no se casan, pero salen cada fin de semana, son felices y no aspiran a nada más. Si te aburres, más fácil no te lo podemos poner”, afirma Rafa Serra, dueño de Gruppit.

Casados en la red

Mirando los resultados de la encuesta en detalle, un dato sorprendente: los chicos más jóvenes (18 a 24 años)  tienen un mayor interés en buscar pareja que las chicas de su misma edad (el 46,4% en el caso de ellos, frente al 27% de ellas), algo que no se produce en ninguna de las generaciones anteriores. Y otro apunte, más obvio: los solteros, de todas las edades, están más predispuestos a buscar su media naranja que los casados que usan las 'apps' de ligue (que los hay: el 32% de los hombres y el 15% de mujeres que respondieron la encuesta afirman estar casados o en pareja). No todos los casados en las redes son infieles, a veces buscan tríos o relaciones abiertas.

Tópico número 2: Sigue habiendo machismo. A tenor de las respuestas de los encuestados, todo parece indicar que así es. Al margen de que cuatro de cada 10 hombres asegura pagar siempre en la primera cita (aunque pagar a medias es lo más habitual), es interesante ver la diferencia entre las malas experiencias de ellas y ellos con estas redes sociales. Los hombres se quejan fundamentalmente de los perfiles falsos y de fotos muy retocadas o antiguas, que poco tienen que ver con la persona real que se encuentran en la primera cita, mientras que las quejas de las mujeres tienen que ver principalmente con el acoso y la insistencia de la otra parte en tener sexo de entrada.

El hombre es absolutamente proactivo, dispara a granel y el objetivo es conseguir una cita. Yo, más que acoso, hablaría de la tormenta. Porque si eres mujer y entras, en 48 horas tendrás no sé cuántos 'likes' y 123 mensajes. Aunque todos sean muy elegantes y simpáticos, dirás: “¡'ostras, un momento, dejadme respirar'. La segunda parte es si esta gente es más o menos cordial o agresiva”, opina Serra. La mayoría de las reclamaciones de las mujeres, añade, vienen de la persistencia del hombre aunque ella diga 'no', después de haber quedado una vez.

Serra menciona un comportamiento clásico en los chats: mensajes de posicionamiento económico o social, del tipo “hoy tengo el Porsche en el garaje”, para ir marcando el territorio. Se miente en edad, profesión, educación... todo para 'venderte' mejor, afirma.

Las 'apps' de ligue han multiplicado las posibilidades de contactar con gente nueva, pero eso no te garantiza el éxito. “No prometemos nada, porque la química es un misterio”, afirma Certain. Como en la vida real, hay relaciones que funcionan y otras que fracasan. Al preguntar a los encuestados de EL PERIÓDICO cómo se sentían, la mayoría de las respuestas eran positivas (“animado, me lo paso muy bien”, “me siento más libre sexualmente”...), pero también había opiniones negativas (“no es para mí”, “he tenido muchas decepciones”). Las mujeres son las que menos han visto cumplidas las expectativas: el 43% afirman: “me lo he pasado bien, pero ya está, me he cansado”, algo que solo suscriben el 28% de hombres, por lo general más satisfechos.

Y, a veces, la química funciona: el 7% de mujeres y el 10% de hombres que han usado una 'app' de ligue han encontrado pareja. Que dure o no, ya no depende de internet.

0 Comentarios
cargando