Ir a contenido

Aprobado el proyecto de reforma del nuevo Bulli en Roses

La Comisión territorial de urbanismo de Girona aprueba definitivamente la actuación en el restaurante de Ferran Adrià

El edificio que albergó a El Buli, en cala Montjoi, en noviembre del 2014.

El edificio que albergó a El Buli, en cala Montjoi, en noviembre del 2014. / ACN / NEREA GUISASOLA

La comisión territorial de urbanismo de Girona ha aprobado definitivamente la revisión del proyecto de obras exteriores presentado por El Bulli Foundation para reabrir al público las instalaciones de El Bulli de la Cala Montjoi de Roses (Girona).

El proyecto original  fue rechazado por el Ayuntamiento de Roses, que denegó el permiso de obras argumentando, entre otras cosas, que las nuevas edificaciones que incluía no encajaban con el Plan Especial de la zona, en pleno parque natural de Cap de Creus. También se encontró con la oposición frontal de un grupo de ecologistas.

Cinco años después del cierre del restaurante, Ferran Adrià quiere volver a la Cala Montjoi de Roses. El reputadísimo chef ha decidido concluir su etapa al frente del Bulli Lab, situado en la ciudad de Barcelona, que convertirá en un archivo del restaurante.    

En enero de 2018 -con tres años  de retraso por falta de los permisos necesarios para acometer las reformas– empezará la actividad en un espacio «en el que poder experimentar sobre los formatos en los que se puede vivir la gastronomía: perfomances culturales, artísticas, exposiciones, másters... Todo lo que se cree se divulgará a través de internet», según detallan en la web de la fundación.

La última versión del proyecto incluye nuevos espacios que no modifican el volumen original del edificio ni incrementan la superficie construida. Y es que el proyecto, que contempla la restauración del paisaje original de Cala Montjoi siguiendo las indicaciones de los gestores del parque natural, prevé la construcción totalmente soterrada de diversas salas de máquinas y galerías de instalaciones.