Ir a contenido

récetas fáciles

Cómo hacer tartaletas de pisto y huevo

Este plato recoge lo mejor de la huerta con una presentación muy vistosa

LU (COMANDO COCINA)

Parece que la tendencia ahora es volver a la comida tradicional aunque modificándola, ¿sofisticándola?, de alguna manera.

Y esto lo digo porque voy a preparar unas tartaletas de pisto con huevo, que aunque más actual y quizá presentado con más mimo, se parece bastante al pisto de mi infancia. Entonces en vez de tartaletas se acompañaba con pan frito y en lugar de con huevo escalfado se cocinaba con los huevos cuajados.

Ya sabéis que el pisto es un plato de nuestra huerta, por lo que dependiendo de las zonas se utilizan unas verduras u otras. Y, por supuesto, en cada casa se cocina de una manera.

Este es parecido al de mi infancia pero más actual. Espero que os guste!

INGREDIENTES

2 cebollas rojas

1/2 pimiento rojo

2 pimientos verdes

1 calabacín

500 g. tomate frito

Aceite de oliva virgen extra

Pimienta negra

Azúcar

Sal

Para escalfar los huevos:

1 litro de agua

1 cucharada de vinagre

4 huevos

Para las tartaletas:

8 obleas para empanadillas

Aceite de oliva

ELABORACIÓN

Lavamos y secamos las verduras.

Cortamos en brunoise o muy finas las 2 cebollas, el 1/2 pimiento rojo, los 2 pimientos verdes y el calabacín incluida la corteza.

En una sartén con un poco de aceite de oliva, primero sofreímos la cebolla unos 5 minutos con una pizca de azúcar.

Luego incorporamos los pimientos: el rojo y los verdes y sofreímos otros 5 minutos.

Seguido echamos el calabacín, salpimentamos y sofreímos otros 5 minutos. Removemos de vez en cuando.

Añadimos el tomate frito, 1 cucharada de sal y 1 de azúcar y dejamos que se haga todo junto unos 10 minutos. Reservamos.

En una sartén con un poco de aceite de oliva, freímos de una en una las obleas de empanadillas. Dejarmos hasta que se doren. Las retiramos a un plato con a papel absorbente y reservamos.

Escalfamos los huevos. Para ello ponemos a calentar 1 litro de agua con una cucharada de vinagre. Sin que llegue a hervir (el agua entre 80ºC y 90ºC) damos unas vueltas al agua y echamos un huevo. Dejamos entre 3 y 4 minutos. Hacemos cada huevo uno a uno y los retiramos con una espumadera.

Servimos en el plato una oblea, verduras, otra oblea con sus verduras y coronando el huevo. Romperlo y mezclarlo todo para comerlo. Espero que os guste la combinación y la presentación.

CONSEJOS

Para escalfar los huevos, la cantidad de vinagre que hay que añadir es de 1 cucharada por litro de agua. Y es muy importante que el agua no llegue a hervir nunca (entre 80ºC y 90ºC), cascar el huevo en otro recipiente y antes de echarlo, dar unas vueltas al agua con una cuchara para que la clara envuelva a la yema y así no se cuaje. El tiempo debe ser entre 3 y 4 minutos.

Para freír las obleas de empanadillas es mejor hacerlo a fuego medio-alto y cuando se doren los bordes, más o menos sabremos que estarán fritas por el lado que no se ve y podremos darles la vuelta para que se doren por el otro lado.

EL PERIÓDICO te ofrece las mejores recetas, desde la alta cocina de Carne Ruscalleda a los secretos de los nuevos cocineros o las mil y una formas en las que se pueden preparar los canelones.

Más recetas en ComandoCocina.