IMPRESIONANTE VÍDEO

Así se zampa una ballena azul millones de crustáceos de una tacada

Un dron capta el momento en que uno de los animales más grandes de la Tierra devora a los más diminutos del mar

El animal más grande de la Tierra basa su dieta casi exclusivamente en kril. / YOUTUBE / OREGON STATE UNIVERSITY

1
Se lee en minutos

La ballena azul, el animal más grande de la Tierra, contra el krill, el más pequeño de los océanos. Casi 30 metros de longitud frente a escasos 3 centímetros. Ya sabíamos que el pez grande se come al chico, pero estas impresionantes imágenes grabadas por un dron de científicos de la Universidad de Oregon muestran lo bello y lo cruel del ciclo de de la vida. De una tacada, con solo abrir la boca, el cetáceo puede ingerir 90 toneladas de comida y agua. Aquí vemos el festín.

Hasta ahora solo se había podido grabar la ingesta de las ballenas azules desde un helicóptero o un barco. El silencioso dron ofrece una nueva perspectiva, más auténtica, pues el ruido que generaban los medios de transporte aéreo y naval mientras se grababa el momento seguro contribuía a modificar el comportamiento de estos animales.

EXPEDICIÓN A NUEVA ZELANDA

La expedición norteamericana viajó hasta Nueva Zelanda para captar estas bellas imágenes. Leigh Torres, líder del grupo, explica en la grabación que para las ballenas comer no es tarea fácil, pues a pesar de su gran volumen, deben ingeniárselas para esprintar, sorprender y cazar los bancos de pequeños camaroncitos.

La protagonista del vídeo se aproxima a su comida a unos 10 Km/h y, justo, antes de abrir sus fauces, frena casi en seco, para tragarse millones de krill de una tacada. Es por eso que las ballenas han de economizar esfuerzos, y prefieren atacar bancos de krill muy voluminosos (en el vídeo se ve cómo el animal descarta una nube de crustáceos pequeña antes de ir a por la de mayor tamaño).

UN RARO MOMENTO

Noticias relacionadas

Lo raro de este vídeo, además, es que ofrece la posibilidad de contemplar el momento en la superficie, algo que no acostumbra a suceder, ya que las ballenas azules comen en aguas profundas durante el día, y suben a la superficie de noche.

Las ballenas azules suelen ingerir una media de 40 millones de krill en un día. Estos, a su vez, se alimentan principalmente de algas.