INMERSIÓN GLUCÉMICA

Los Ángeles acoge el efímero museo del helado

Tras arrasar en Nueva York el año pasado, vuelve la muestra 'pop-up', paraíso de golosos donde sumergirse en piscinas de confitería y chocolate

Una de las visitantes del Museo of Icen Cream, de Los Ángeles.

Una de las visitantes del Museo of Icen Cream, de Los Ángeles. / MOIC

Se lee en minutos

El pasado verano arrasó en Nueva York la muestra 'pop-up' efímera dedicada a todos aquellos que llevan una Hansel y Gretel en su interior: el Museo del Helado (Museum of Ice Cream, #MOIC). Y ahora quiere repetir éxito en Los Ángeles, donde acaba de abrir hasta el próximo 29 de mayo. La instalación, única en el mundo en abordar desde todos los frentes el mundo de los sorbetes, las tarrinas y los cucuruchos, invita a "acercarse con hambre" hasta sus puertas, ya que, además de exhibir esculturas, instaciones y cuadros sobre estos dulces, también ofrece al goloso visitante la posibildad de probar infinidad de sabores y texturas heladas.

El visitante también puede visitar tiendas y laboratorios para conocer la historia, la elaboración y los tipos de helados. Hay, incluso, un apartado dedicado al clásico 'Banana Split', y una piscina llena de caramelos donde tirarse de cabeza y disfutar de un subidón glucémico.

Los que prefieran pueden disfrutar de un balancín en forma de cuchara de helado o beber de una fuente en la que en lugar de agua cae chocolate.

Se pueden probar una selección de los mejores helados del mundo, y cada semana habrá una representación de las heladerías 'top' de la ciudad: McConnell's, Salt & Straw, Coolhaus x Cuisinart y CREAM. Habrá un sabor especial de 'mochi' (pastel de arroz japonés) y una instalación de sorbete de piruleta arcoiris.

El precio de la entrada son 29 dólares los adultos y 18 los niños (27 y 17 euros, respectivamente). El verano pasado, en Nueva York, se vendieron 30.000 entradas y se agotaron en solo cinco días.

En el siguiente vídeo puedes hacer una breve visita a tan dulce exposición:

Noticias relacionadas