Ir a contenido

Cómo hacer una Mona de Pascua casera muy fácil

MONTSE COMESAÑA / BARCELONA

INGREDIENTES

Bizcocho genovesa

Crema de yema para tostar: 6 huevos (300 g), 250 g azúcar, 75 g agua, media cucharada de té de Cremor Tártaro (opcional)

Trufa cocida: 115 g chocolate al 52%, 115 g chocolate al 60%, 465 g crema de leche del 35% materia grasa, esencia de vaillinna

Almíbar: 110 g azúcar, 230 g de agua, 58 g licor (opcional)

Granillo de almendra

Decoración: huevo de chocolate, plumas y pollito.

PREPARACIÓN DE LA TRUFA COCIDA

Calentar la crema de leche hasta hervir.

Trocear el chocolate en un robot con cuchillas.

Volcar la crema hervida por la boca del robot en marcha para que se mezcle la crema con el chocolate.

Reservar la trufa en un bol en la nevera, remover cada 30 minutos para que se enfríe uniformemente. Alrededor de dos horas.

Montar con las varillas la trufa junto con unas gotas de vainilla.

Reservar en la nevera tapado con film o en un tapper.

PREPARACIÓN DE LA CREMA DE YEMA

Batir todos los huevos en un bol como si fuera para hacer una tortilla.

Hervir en un cazo el azúcar, el crémor tártaro y el agua. Remover hasta disolver el azúcar.

Cuando hierva volcar en forma de hilo sobre los huevos y batir al mismo tiempo.

Colar los huevos y llevar al fuego, cocer hasta que espese, sin dejar de remover. No sobrepasar los 84 ºC.

Volcar la preparación sobre una bandeja y tapar a piel con film. Enfriar en la nevera.

PREPARACIÓN DEL AMÍBAR

Cocer el azúcar junto con el agua. Cuando hierva tapar y esperar a que se enfríe. Entonces añadir el licor (el que os guste). El licor es opcional.

MONTAJE DE LA TARTA

Cortar en dos el bizcocho horizontalmente.

Untar un poco de crema en la base donde se vaya a servir el pastel.

Colocar la primera base de bizcocho y embeber con el almíbar.

Rellenar con la trufa. Extenderlo del centro hacia afuera.

Colocar la segunda base del bizcocho sobre la trufa y volver a embeber con almíbar.

Rellenar los huecos de los laterales con un poco más de trufa.

Cubrir con la crema de yemas y alisar la superficie.

Hacer lo mismo con los laterales y alisar. Reservar el pastel en el congelador  una o dos horas para que se endurezca la crema y poder volver a poner una capa más de crema para que nos quede perfecto.

Cubrir los laterales con almendra en granillo caramelizado.

Volver a congelar durante un rato hasta que la crema haya endurecido.

Espolvorear azúcar sobre el pastel y quemar con el quemador o soplete.

Decorar con rosetones de trufa y crema, el huevo de chocolate, las plumas y el típico pollito.

Reservar en el congelador o la nevera.

Y... lista para disfrutar.

EL PERIÓDICO te ofrece las mejores recetas, desde la alta cocina de Carne Ruscalleda a los secretos de los nuevos cocineros o las mil y una formas en las que se pueden preparar los canelones.

Más recetas en Recetas Explosivas.