Ir a contenido

DEBATE EN LA RED

La pizza con espaghetis finos, el último 'grito' en Nueva Zelanda

El primer ministro del país oceánico revoluciona a sus seguidores de Facebook con una fotografía de su última creación culinaria

Luis Benavides

Las dos pizzas con espaguetis finos del primer ministro English.

Las dos pizzas con espaguetis finos del primer ministro English. / FACEBOOK

Con la comida no se juega, dicen. Pero últimamente varios políticos se han empeñado en saltar a la fama a costa de un plato tan popular como la pizza. El último ejemplo es el primer ministro de Nueva Zelanda, Bill English, quien esta semana compartió en su perfil de Facebook una foto de una pizza con espaguetis finos.

Esa publicación, acompañada con tres fotos, acumula cinco días después 10.000 reacciones y 540 compartidos, y subiendo. Entre los comentarios, algunos muy serios, consternados por la que consideran una abominación, una provocación en toda regla. “Lo siento Bill, pero una persona que pone espaguetis en la pizza no puede llevar mi país. No cuentes con mi voto en las próximas elecciones”, escribía uno de sus segidores en la red social, Aly Refaat. “El gobierno italiano debería pedirte explicaciones sobre esto. Parece un claro insulto a la cultura italiana”, añadía otro usuario de Facebook, Antonio Silvestri.

El primer ministro English, casado y padre de seis hijos, acompañaba la foto con un inocente: “La cena de la pasada noche. Dale un ‘like’ si te gustan los espaguetis finos en la pizza”.

EL 'PIÑAGATE'

Unos meses antes, el presidente de Islandia, Guðni Th. Jóhannesson,  también se metió en un jardín. El motivo: arremeter contra la pizza con piña. Todo empezó de manera casual, totalmente espontánea, durante la clásica (y habitualmente aburrida) ronda de preguntas posterior a una conferencia. Jóhannesson estaba en un colegio de Akureyri, al noroeste del país, y le preguntaron sobre sus aficiones, sus gustos… Y soltó una pregunta que corrió como la pólvora en las redes sociales: Ilegalizar la pizza con piña, ¿sí o no?

Ante el revuelvo suscitado por su animadversión hacia la pizza aderezada con trozos de piña, el propio presidente de Islandia tuvo que puntualizar en su cuenta de Twitter que no tiene “el poder para crear leyes que prohíban a las personas poner piña en su comida”. “Para la pizza, recomiendo el marisco”, añadía.

La respuesta del inventor de la pizza hawaiana, caracterizada por ingredientes como la pizza y el jamón, no se hizo esperar. Desde Canadá le contestaba Sam Panopoulos, diciendo que cuando él inventaba la pizza con piña, "[Jóhannesson] ni siquiera había nacido. Es de hace mucho".

0 Comentarios
cargando