Ir a contenido

IDEAS ANTIBURBUJAS INMOBILIARIAS

Así se construye una casa 3D en solo 24 horas

El metro cuadrado de esta vivienda ronda los 260 euros, lejos de los 3.950 euros de media que se paga en Barcelona

Laura Estirado

Apis Cor ha presentado la primera casa construida en 24 con una impresora móvil cuyo precio no llega a 10.000 euros. / YOUTUBE / APIS COR

Según un conocido portal inmobiliario, el pasado mes de febrero el precio medio del metro cuadrado en Barcelona se situó en 3.950,22 euros. Y subiendo. Mientras el fantasma de la burbuja del ladrillo vuelve a planear en España, en Rusia ya trabajan en otras soluciones "más eficientes y más accesibles para todo el mundo". La empresa Apis Cor (con sede San Francisco, Moscú y Irkutsk) ha dado a conocer "la primera casa en impresión 3D con una impresora móvil", que, además, se ha levantado en tan solo 24 horas, y cuya construcción solo ha costado 260 euros el metro cuadrado. Obra el 'milagro' constructor una impresora tipo grúa, con giro 360º, de más de 3 metros de alto, brazo extensible de 8,5 metros, 2 toneladas de peso y capaz de imprimir 100 m2 de superficie diarios. Impresionante, pero lo bastante pequeña como para que la vivienda en cuestión se pueda levantar desde su interior, y no desde fuera como se hace con el método convencional de grúas gigantes.

DE UN DÍA PARA OTRO

Con este proyecto se acabó aquello de comprar bajo plano y tener las llaves de la vivienda meses, quizá años, después. La casa de Apis Cor está lista de un día para otro. Prueba de ello es el vídeo en el que se ve la construcción 3D en la ciudad de Stupino, en la región de Moscú, en diciembre del año pasado.

En 24 horas se dio por finalizado la construcción de tabiques, muros y toda la fachada de la vivienda, de 38 metros de superficie. Lo novedoso esta vez, además del tiempo, es que la casa se imprime de una vez, no a partir de tabiques que luego se ensamblan.

DE CUALQUIER FORMA QUE LA FÍSICA PERMITA

La casa del vídeo tiene una forma elíptica, pero se pueden hacer cuadradas o rectangulares o de cualquier forma que la física permita. La impresora utiliza como 'tinta' una mezcla de hormigón que solo puede usarse a más de 5 ºC de temperatura. Como la casa se construyó en invierno, con temperaturas de -35 ºC, el problema se resolvió cerrando la construcción en una especie de tienda de campaña. Los expertos aseguran que en el futuro, con los nuevos geopolímeros, se podrá construir en cualquier época del año, haga frío o calor.

Todo el proceso de impresión se automatiza hasta el extremo "elimando el riesgo de error humano", se ufana Apis Cor. Los acabados del techo, fachada y ventanas sí que han requerido, en cambio, la intervención de operarios.

El interior de la casa incluye un salón, un baño, una sala de estar y una cocina compacta y funcional.

La construcción ha costado un total de 10.134 dólares (9.600 euros), entre materiales, cimientos, techos, aislamiento, suelos, ventanas. El metro cuadrado sale a 260 euros el metro cuadrado. Y aún sería más barato si la casa hubiera tenido una forma redondad (211 euros). El ahorro, calcula la empresa, es un 70% respecto a una construcción tradicional de ladrillos.

HITOS 3D

Hace ya tiempo que la construcción y la impresión 3D experimentan juntas. En China ya se han construido casas unifamiliares y otras incluso capaces de 'sobrevivir' a terremotos. En el campo de la medicina las aplicaciones de la tecnología 3D abre un prodigioso abanico de posibilidades: desde implantes de partes del cuerpo, como la niña que recibió un nariz 3D, o una caja torácica

0 Comentarios
cargando