El gesto de humanidad de Jermain Defoe con un niño enfermo

El jugador del Sunderland visitó con otros compañeros a Bradley Lowery en el hospital y acabó quedándose a pasar la noche con él

El pequeño Bradley se quedó dormido abrazado a Jermain Defoe.

El pequeño Bradley se quedó dormido abrazado a Jermain Defoe.

Se lee en minutos

Bradley Lowey es un niño británico de 5 años que sufre unneuroblastoma en fase terminal. Fan incondicional del Sunderland de la Premier League, la semana pasada tuvo una sorpresa que le alegró el día: recibió la visita en el hospital de Jermain Defoe, John O'Shea, Sebastian Larsson y Vito Mannone, jugadores de su equipo favorito. 

Los cuatro se sentaron junto al niño, hablaron, bromearon y jugaron con él. Hasta que llegó la hora de irse y Bradley le dijo a Defoe que no quería que se fuera. Este, ni corto ni perezoso, se tumbó en la cama junto a él, hasta que el pequeño se quedó dormido. Los padres de Bradley, inmersos en una campaña de recogida de fondos para financiar un tratamiento que solo puede recibir en Estados Unidos, han dejado constancia del momento en su cuenta de Twitter @Bradleysfight.

Defoe les ha devuelto un mensaje. "Te quiero hombrecito. #Mejoresamigos".

No era la primera vez que Bradley recibía el apoyo de su equipo. El pasado septiembre fue la mascota del Sunderland en el partido contra el Everton, que donó 236.000 euros para su tratamiento, y en diciembre, fue premiado con el mejor gol del mes. Y Defoe ya había expresado el especial cariño que siente por el pequeño.

Noticias relacionadas

Según explica su familia en una web creada para recaudar fondos, Bradley fue diagnosticado en el 2013 de neuroblastoma. Luchó durante dos años contra el cáncer y se curó, pero el pasado verano recayó. El año pasado la familia logró recaudar 700.000 libras, gracias a las cuales ha podido empezado un tratamiento para prolongar su vida lo máximo posible. La campaña continúa para intentar enviar a Bradley a EEUU, donde podría recibir un tratamiento alternativo.