Ir a contenido

ADIÓS A UN GRAN DIVULGADOR

Cinco cosas que no sabrías si no fuera por Hans Rosling

Fallece a los 68 años el genio de las estadísticas que combatió los falsos mitos con vídeos que acumulan millones de visualizaciones

Sonia Gutiérrez

Vídeo “200 países, 200 años, 4 minutos” de Hans Rosling, en el programa The Joy of Stats / BBC / FOUR

Conseguir que un vídeo sobre estadísticas se convierta en un fenómeno viral en Youtube es una proeza que muy pocos consigen. Hans Rosling era uno de ellos. Este genio sueco de los números logró que el público dejara por un momento de ver vídeos de gatitos en internet y se interesara por temas como la superpoblación en el mundo, la educación o la salud. Rosling, profesor del Karolinska Institute y fundador de la fundación Gapminderha fallecido este martes a los 68 años, víctima de un cáncer de páncreas. Pero sus imprescindibles vídeos siguen en las redes, disponible para cualquiera que quiera estar bien informado.

Lo que hacía especial a Rosling era su estilo desenfadado, incluso irónico consigo mismo: "Soy Hans Rosling y soy estadístico. ¡No, no, no desconecten!", se presentaba al inicio de una de sus charlas. Sabía encontrarle el lado divertido de algo tan frío como los números. Con una puesta en escena muy visual, extremadamente didáctico y sencillo, sus vídeos acumulan millones de seguidores. Gracias a sus conferencias (muchas de ellas en formato 'TED talk'), descubrimos cosas como las siguientes:

200 AÑOS DE HISTORIA EN 4 MINUTOS

Probablemente sea la intervención más conocida de Rosling (ver vídeo de cabecera), en la cadena BBC Four en noviembre del 2010. En él, el profesor usa la realidad aumentada para literalmente introducirse dentro de un gráfico que relaciona los ingresos y la esperanza de vida, para resumir en cuatro minutos el desarrollo de 200 países en los últimos 200 años. Conclusión: las diferencias son innegables, pero con ayuda, comercio, tecnologías sostenibles y paz, cualquier país puede llegar a la franja de más riqueza y salud.

ES POSIBLE EVITAR LA POBREZA EXTREMA

Rosling se pasó a lo analógico, concretamente unas cajas de Ikea, para mostrar el crecimiento de la población: cada caja representaba mil millones de personas. Y así, explicó que aunque los países desarrollados y en desarrollo moderen su población gracias a la planificación familiar, los países pobres duplicarán la suya a menos que se actúe para evitarlo. Y que reducir la mortalidad infantil contribuirá a que estos países salgan de la pobreza extrema.

DE LAS LAVADORAS SALEN LIBROS

Más de la mitad de la población lava la ropa a mano por falta de recursos. Sin embargo, hay quien afirma no es bueno para la sostenibilidad del planeta que todas las personas tengan una lavadora (o un coche, etc.). ¿Con qué derecho los países ricos pueden decirle a los pobres que no tengan una lavadora (mientras ellos siguen consumiendo la mitad de la energía mundial)?, se pregunta Rosling. La solución no es privarles del desarrollo industrial, sino optar por energías limpias. Porque si tienen lavadora, la mitad de las mujeres del mundo no perderán horas yendo a buscar agua y lavando en barreños, y lo podrán dedicar a la educación.

VIVIMOS RODEADOS DE IDEAS PRECONCEBIDAS ERRÓNEAS 

En otra conferencia, acompañado de su hijo Ole (director de la fundación Gapminder), Hans luchó contra las ideas preconcebidas de los países ricos. En contra de lo que muchas personas occidentales opinan, la mayoría de las niñas del mundo van a la escuela, la pobreza extrema se está reduciendo y casi toda la población tiene acceso a las vacunas. Es cierto que hay fuertes desigualdades, pero los países ricos tienen una visión distorsionada del resto del mundo. La mayoría de países está más avanzado socialmente de lo que creemos. La riqueza no es el camino para conseguir el desarrollo social, sino justo lo contrario (con educación e igualdad se avanza económicamente).

LO APARENTEMENTE IMPOSIBLE ES POSIBLE

En el 2007, Rosling enseñó que, hace décadas, países que ahora son ricos se encontraban en los niveles de los actuales países en desarrollo. Los países pueden evolucionar, y África "no lo ha hecho tan mal", recalca el profesor. Es interesante seguir las diferencias de los hogares según su renta en lo que él denomina "la calle del dólar" (a partir del minuto 10). No se pierdan tampoco el momento faquir a partir del minuto 18. Apoteosis final.