07 ago 2020

Ir a contenido

Jorge Javier Vázquez, a Pantoja: "Prefiero estar en la mierda que a su lado"

El presentador de 'Sálvame' estalla contra la tonadillera en directo: "Usted viene de la cárcel, del trullo, del talego; de ahí viene usted"

Extracto del monólogo de Jorge Javier Vázquez en ’Sálvame’ criticando a Isabel Pantoja este martes / YOUTUBE

La entrevista de Pablo Motos a Isabel Pantoja del pasado lunes no ha dejado indiferente al principal protagonista de las palabras de la tonadillera: Jorge Javier Vázuqez. Y es que el comunicador se ha tomado muy mal que la cantante haya preferido el programa de Antena 3 para su retorno televisivo, aunque inicia su diatriba de casi 11 minutos alegando que le "han obligado a comparecer".

"¿Cree que hacía falta actuar con semejante desprecio hacia alguien? ¿Necesitaba humillar a alguien así?”, pregunta a Pantoja el presentador. Y cuando se refiere a las palabras de la tonadillera sobre su perrita -"A mi perrita la quiero venga de donde venga"-, se envalentona, porque se la regaló el programa en el que Vázquez trabajaba, y él fue el encargado de entregársela: "¿De dónde vengo, señora Pantoja? Yo vengo de trabajar, usted viene de la cárcel, del trullo, del talego, de ahí viene usted. Que parece que viene de unas vacaciones de playa y le ha llovido. No, señora, viene de la cárcel, y en la cárcel a una no la meten porque desafine”.

"UTILIZADO"

El presentador se siente utilizado, pero le deja algo claro: “Una vez que no le sirvo me da una patada y me envía a la mierda; prefiero estar en la mierda que a su lado”. Y advierte que Motos, cuyo programa con Pantoja  ha batido todos sus récords, consiguiendo 4.783.000 espectadores y un 'share' medio del 23,8%, es una "nueva víctima" de la tonadillera, como lo ha sido él.

Y acaba con una alusión a Anabel Pantoja, sobrina de Isabel, que colabora con 'Sávame' y aguantó estoicamente y casi sin defender a su tía, el largo discurso del comunicador: "Ya que me usted desprecia tanto y yo le doy tanto asco, ¿sabe lo que haría yo en su caso? ¿Sabe lo que haría yo? Y perdona que te meta, Anabel: pagar a mi sobrina, para que no tuviera que trabajar al lado de un ser tan deleznable como yo. Pero para eso se necesita tener un mínimo de dignidad. Gracias".