Ir a contenido

DE LA LÍNEA MALM

Ikea pagará 50 millones por la muerte de 3 niños aplastados por sus cómodas

El fabricante sueco deberá abonar también otros 200.000 dólares a hospitales infantiles y a una fundación que vela por la seguridad de los niños

Dos modelos de cómodas Malm, junto a un armazón de una cama de la misma serie.

Dos modelos de cómodas Malm, junto a un armazón de una cama de la misma serie.

Ikea va a pagar 50 millones de dólares (47,9 millones de euros) como parte de un acuerdo con Estados Unidos por la muerte de tres niños a los que aplastó un modelo de cómoda del fabricante de muebles sueco. 

El gabinete de abogados Feldman Pastor anunció el fin del pleito por la muerte de los pequeños, de dos años. Los 50 millones se repartirán entre las tres familias.

El acuerdo establece, además, que Ikea pagará 100.000 dólares (casi 96.000 euros) a hospitales infantiles y otros tantos, a una fundación estadounidense encargada de la seguridad del niño.

La cadena Ikea ha confirmado el acuerdo, pero no ha querido hacer comentarios, pues el fallo aún no ha sido validado por el tribunal.

MUEBLES MALM

Los aparadores de la línea Malm son los que causaron las muertes, al volcar encima de los pequeños. Las dos primeras, en el 2014 (un niño de Pennsylvania y otro de Washington). Tras aquellas tragedias Ikea lanzó las recomendaciones de anclar bien el producto a la pared.

Sin embargo, las advertencias del fabricante no evitaron que este mismo año otro niño muriera por el mismo motivo.

En EEUU se han retirado casi 29 millones de estas cómodas. Otras 6,6 millones en Canadá y 1,6 millones más, en China.

La agencia de seguridad del consumidor de EEUU, CPSC, indicó el pasado junio que cinco personas habían muerto desde 1989 tras caerles encima el mueble, en un total de 41 accidentes en los que también resultaron heridas otras 31 personas. 

Temas: Niños Ikea