24 feb 2020

Ir a contenido

PROYECTO DEL BULLILAB CON TELEFÓNICA

Ferran Adrià celebra la "revolución" que supone el interés de los niños por la cocina

El cocinero presenta una 'app' que usa los personajes de Disney, Pixar, Marvel y Star Wars para introducir en la gastronomía a los pequeños

Sonia Gutiérrez

Ferran Adrià sostiene un móvil con la ’app’ Tu cuento en la cocina, junto a objetos de cocina del Neolítico, en el BulliLab.

Ferran Adrià sostiene un móvil con la ’app’ Tu cuento en la cocina, junto a objetos de cocina del Neolítico, en el BulliLab. / JULIO CARBO

Ferran Adrià está encantado con el fenómeno de 'Masterchef' y el creciente interés de los niños por la cocina. Más allá del puro entretenimiento, lo que se avecina, o se está produciendo ya, es un auténtico cambio social, asegura el cocinero. "Es la revolución más importante desde que la mujer se incorporó al mundo del trabajo", ha asegurado Adrià este viernes, durante la presentación de una 'app' con la que también quiere contribuir a que los pequeños se introduzcan en la gastronomía.

Según Adrià, lo habitual antes era que las niñas ayudaran a sus madres a cocinar por deber, y por "machismo" (los niños no lo hacían porque estaba mal visto). Ahora son muchos los niños y niñas, sin distinción de sexo, que quieren cocinar porque les gusta. Vendrá el día -vaticina Adrià- en que los padres de la generación que crece llegarán a casa y sus hijos habrán cocinado para ellos, al revés de lo que ocurre mayoritariamente hoy. "¡Cambian las reglas de juego!", ha exclamado Adrià. "Nadie se ha dado cuenta de la revolución que hay", ha remarcado.

Los niños, además, tienen la ventaja de no tener tantos prejuicios como los adultos y están más abiertos a las nuevas ideas, lo que es perfecto para la innovación, destaca Adrià. "Si preguntas a un adulto si quiere una esferificación o una croqueta, te dirá una croqueta; si se lo preguntas a un niño, te dirá una esferificación", afirma. "Los niños son los más absorbentes cuando se habla de cosas nuevas", asegura Adrià.

Una forma de despertar el interés creativo es mediante la gastronomía, porque la cocina, afirma es chef, es "un lenguaje", "es la red social más importante del mundo, no Facebook".

PROYECTO EDUCATIVO

En el BulliLab, el laboratorio y espacio de creatividad de Adrià, llevan más de un año trabajando con Telefónica en un proyecto multiplataforma (libro, web y 'app') para acercar la cocina a las familias, con el gancho de los personajes de Disney, Pixar, Marvel y Star Wars. "Es la primera vez que se juntan todos estos personajes", ha destacado.

Adrià no quiere catalogarlo solo como un libro o una 'app' de recetas, porque está concebido como un proyecto global educativo. Y tampoco como un producto solo para niños, sino familiar, porque los padres también pueden disfrutar con los contenidos.

El chef explica que la idea original surgió de Disney España y que lo difícil fue convencer a la central de la compañía en Estados Unidos. De momento la 'app' está disponible solo en español (y el libro, también, en catalán), pero Adrià no descarta que pueda llegar a traducirse al inglés.

Ese proyecto tomó forma el pasado abril con la publicación del libro 'Te cuento en la cocina' (que según el cocinero está respondiendo muy bien en ventas, calcula que se venderán 200.000 ejemplares en tres años) y con una web. El último paso ha sido el lanzamiento de la aplicación móvil 'Tu cuento en la cocina' (disponible para Android y iOS por 3,99 euros). El sutil cambio del título del libro y de la 'app' (cambia 'te' por tu') tiene su explicación: en el libro, los personajes ficticios ayudan a 'contar' los conceptos culinarios y las recetas, mientras que en la 'app' el niño puede elaborar cómics personalizados de sus recetas (es decir, 'su' cuento).

Adrià se daría por satisfecho si, además de entretenerse con la 'app', niños y adultos consiguen al final "que no les manipulen". ¿Y quién manipula? Todos, afirma. Diciendo, por ejemplo, que es más bueno comer productos naturales, sin conocer la diferencia entre natural y artificial. Los champiñones son artificiales y los yogures naturales no salen directamente así de la naturaleza, explica. El aprendizaje no es cosa solo de niños.