Ir a contenido

105º ANIVERSARIO DE UNA GESTA HEROICA

Primera expedición al Polo Sur: ¿Por qué Amundsen llegó antes?

Google recuerda al explorador noruego, el último de los vikingos, que superó en la carrera a su rival, el británico Robert Scott

Laura Estirado

La expedición del explorador noruego Roald Amundsen fue la primera en alcanzar el Polo Sur.

La expedición del explorador noruego Roald Amundsen fue la primera en alcanzar el Polo Sur.

La primera expedición al Polo Sur cumple este miércoles, 14 de diciembre, 105 años, aniversario de una gesta que hoy nos recuerda Google con un precioso 'doodle'. Tal día como hoy de 1911 el explorador noruego Roald Amundsen (Borge, 1872 - Mar de Barents, 1928), el último de los vikingos, y cuatro aventureros más llegaron al Polo Sur cinco semanas antes que el grupo liderado por su 'rival', el británico Robert Falcon Scott, de la expedición 'Terra Nova'. El grupo de Amundsen regresó a su base sano y salvo. Más tarde conocieron la noticia de que Scott y sus otros cuatro hombres habían muerto en el viaje de vuelta.

Paradójicamente, la idea inicial de Amundsen era conquistar el Ártico y alcanzar el Polo Norte, aunque acabó pasando a la historia por clavar su bandera, la noruega, justo en la otra punta del mundo, en el Polo Sur (se le adelantaron los norteamericanos Frederick Cook y Robert Peary, que coronaron el mundo en 1909).

EL PULSO CON SCOTT

Pero, ¿cuáles fueron las claves para que Amundsen le ganase la carrera a Scott?:

1/ SE ANTICIPÓ: Amundsen partió hacia el Polo Sur cuatro días antes, y, además, tuvo la picardía de enviar un telegrama al rey Haakon de Noruega y a Scott cuando ya estaba de camino. 

2/ GRAN EXPERIENCIA PREVIA: Su experiencia en el uso de esquís y trineos tirados por 52 perros esquimales le dieron aún más ventaja. Scott eligió para el viaje un equipo mixto de perros y ponis siberianos que al poco de comenzar el viaje tuvieron que ser sacrificados.

3/ EQUIPO DE ESPECIALISTAS: Los hombres de Amundsen (en la foto de la derecha) eran expertos en diferentes áreas: llevó a un especialista en perros, un aduanero, un campeón en esquí y un arponero.

4/ ELIGIÓ LA RUTA MÁS CORTA: Fue clave hacer la ruta por un glaciar que aún no se había dibujado en ningún mapa. Era la ruta más corta, aunque la más peligrosa. Amundsen y sus hombres descubrieron el Glaciar Axel Heiberg, que les ayudó en su ruta hacia la meseta Antártica y, por supuesto, a alcanzar antes que nadie el Polo Sur. 

A los 34 días de que la bandera noruega fuera clavada en la nieve (la foto de arriba) llegaron Scott y su equipo. Habían completado la ruta, más tarde, y por desgracia, perdieron la vida antes de llegar al campamento base. Los restos de Scott y sus hombres fueron encontrados seis meses después; en el mismo lugar donde perecieron yacen aún sus cuerpos.

La desgracia del explorador británico ensombrenció la conquista de Amundsen, a quien, además, se le criticó que alterase los planes sobre la marcha. 

Una canción del grupo Mecano recuerda la épica de aquellos de exploradores. "Gloria eterna a los 'Héroes de la Antártida'", dice su estribillo. "No hubo Dios, no hubo reinas, en las nieves eternas (...) ¿Quién se acuerda del capitán Scott?", repetía Ana Torroja. 

LA BASE AMUNDSEN-SCOTT

Allí cerca del lugar donde hace 105 años Amundsen clavó la bandera se levanta hoy la base Amundsen-Scott. Es el lugar habitado más meridional del planeta. Se encuentra prácticamente en el mismo Polo Sur geográfico, a 2.835 metros de altitud, y se construyó en 1956. La temperatura más elevada que se ha alcanzado allí ha sido de -13,9°; y la más baja, de -82,8°. La media ronda los -50º.

La conquista de los lugares más gélidos del planeta fue una obsesión para Amundsen desde que tuvo uso de razón. Con solo 8 años dormía con la ventana abierta, incluso en invierno, en Noruega, para acostumbrarse al frío. En 1897, con 25 años, hizo su primera 'excursión' a la Antártida y permaneció allí todo el invierno. Su expedición quedó atrapada en el hielo, tuvieron que comer carne cruda para no enfermar de escorbuto, y, en fin, poner a prueba sus dotes de supervivencia que años más tarde le ayudarían a pasar a la historia como uno de los grandes exploradores.

0 Comentarios
cargando