Ir a contenido

EN PAÍSES DEL TERCER MUNDO

Bill Gates, el azote del mal olor de los baños públicos

El magnate financia un ambientador para que letrinas y pozos negros no huelan mal y la gente los utilice

1.000 millones de personas en el mundo no tienen acceso a un aseo

Laura Estirado

Bill Gates y la empresa suiza Firmenich colaboran para mejorar el saneamiento en países como la India. / YOUTUBE / THEGATESNOTES

El multimillonario y filántropo Bill Gates, en colaboración con la empresa de perfumes suiza Firmenich, han impulsado un perfume que ayuda a neutralizar en la nariz el olor a heces y suciedad que en muchas ocasiones se desprende de los baños y letrinas públicos de países en vías de desarrollo.

Gates ha explicado su nuevo proyecto altruista en su blog, donde ha escrito sobre un reciente viaje a Suiza: "Aspiré una bocanada de olor de una letrina, de un agujero en el suelo. Fue como una patada en la nariz, una potente combinación de mal olor de aguas residuales, sudor, el amoniaco del vómito (¿o era queso parmesano?). Algo tan nauseabundo que hasta dolía".

En el laboratorio de Firmenich, empresa radicada en Ginebra que colabora con la fundación de Gates en la mejora del saneamiento de los países más pobres del mundo (1.000 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a un aseo), uno de los hombres más ricos del planeta pudo oler el 'perfume' nausebundo de un aseo inmudo recreado en una probeta.

200 COMPONENTES QUÍMICOS 

Los olores de un inodoro tienen unos 200 compuestos químicos diferentes derivados de las heces y la orina, que cambian con el tiempo, la salud y el tipo de dieta. En Firmenich querían saber qué moléculas eran las causantes de esa terrible mezcla. 

Los científicos aislaron cuatro 'culpables': indol, p-cresol, trisulfuro de dimetilo y ácido butírico. Y recrearon ese olor con compuestos sintéticos, creando un verdadero "¡perfume de mierda!". Esa fue la primera 'fragancia' que respiró Gates en su visita al labarotario suizo.

Si bien en nuestra nariz hay 350 receptores olfativos, explica Gates en su dietario, solo unos pocos captan los olores repulsivos. Estos fueron con los que trabajaron en Firmenich para desarrollar una fragancia capaz de bloquear esos receptores, haciéndonos totalmente 'ciegos' a los malos olores (algo así como una especie de auriculares de cancelación de ruido, pero para nuestras fosas nasales). 

Bloqueados los receptores, el cerebro no percibe el mal olor.

En su viaje a Suiza, Gates también pudo oler el nuevo perfume que neutraliza la peste a wáter. "En lugar de aguas residuales mal olientes, sudor o queso rancio olí un aroma floral agradable", describe en el blog.

PRUEBAS EN LA INDIA Y ÁFRICA

En esta fase del proyecto, Firmenich y Gates ya han comenzado a probar su perfume en varias comunidades de la India y África. Aún no saben si el perfume será mejor usarlo como un aerosol, líquido... El objetivo, eso sí, es que el producto final sea barato y fácil de usar.

EL DESAFÍO DEL SANEAMIENTO MUNDIAL

Y es que, como recuerda Gates: "3.000 millones de personas tienen inodoros, pero sus residuos se vierten sin tratar, filtrándose en el agua y en los alimentos. Alrededor de 800.000 niños menores de 5 años mueren cada año de diarrea, neumonía y otras infecciones comunes causadas por la insalubridad del agua y del saneamiento. Este problema, además de sufrimiento humano, es un problema que frena el desarrollo económico de muchos países. Solo en la India, el saneamiento deficiente cuesta casi 55.000 millones de dólares cada año, más de un 6% del PIB".

0 Comentarios
cargando