Ir a contenido

INTERNET DE LAS COSAS

El altavoz Google Home, un paso más hacia la 'casa conectada'

El altavoz inteligente sale a la venta en EEUU por 130 dólares y compite con el Amazon Echo

Sonia Gutiérrez

El Google Home, en una imagen promocional.

El Google Home, en una imagen promocional.

A simple vista parece un jarrón minimalista o un ambientador de diseño, pero en realidad es un dispositivo inteligente capaz de responder a órdenes sencillas de voz, como "pon la última canción de Shakira", "dime qué tiempo hará mañana" o "activa el cronómetro 20 minutos". Eso siempre que alguien le interpele antes con la expresión "Ok, Google", que son las palabras a las que responde el Google Home, el aparato que el gigante de internet acaba de lanzar al mercado, de momento, solo en Estados Unidos.

El Google Home es un altavoz inteligente que lleva incorporado el Google Assistant, un asistente digital que funciona de manera similar al Siri de Apple, y que tiene como función principal hacer la vida más fácil en casa. El aparato, que tiene voz de mujer, responderá a las preguntas o cumplirá las órdenes que se le den.

Pero en este campo Google no ha sido el primero. Amazon lanzó hace más de un año un altavoz parecido llamado Echo, que responde cuando alguien pronuncia la palabra "Alexa". En Estados Unidos, primer país donde se empezó a vender el Amazon Echo (este año ha llegado también al Reino Unido y Alemania), está bastante extendido, por lo que Google tiene un duro competidor.

El gran potencial que tienen este tipo de asistentes digitales está en el control de los otros aparatos del hogar, como encender y apagar las luces, subir la calefacción o poner una película en la tele con solo decirlo. Algunas de estas funciones ya las realiza el Google Home, pero para que realmente suponga una revolución en el hogar necesitará que otras empresas desarrollen más dispositivos compatibles. Es lo que se conoce como internet de las cosas.

COMPATIBLE CON OTROS APARATOS

De momento, el dispositivo puede poner un vídeo de Netflix o Youtube en la tele si se le pide en voz alta y se tiene en casa el Chromecast (el aparato de 'streaming' de Google que se conecta al televisor). La compañía Nest (propiedad de Google) ya permite que su termostato inteligente 'trabaje' con Home (también lo hace con el Amazon Echo) y prevé diseñar más aparatos. Y Philips Hue también ha hecho compatible con el asistente de Google su sistema de iluminación inalámbrico.

La estrategia de Google sobre la 'casa conectada' es global, y en ese sentido Home es un eslabón más (importante, pero no el único) de la cadena. Se espera, por ejemplo, que el próximo lanzamiento del 'router' Google Wifi mejore sustancialmente la cobertura y la conectividad en el hogar.

El Amazon Echo, principal competidor del Google Home.

Las comparaciones entre Google Home y Amazon Echo no dejan un claro vencedor. El Google Home es unos 50 dólares más barato que el Amazon Echo, y también tiene un diseño más elegante (ofrece varias opciones de colores en la base, para combinar según la decoración de la estancia).

En cuanto a las funciones, los expertos que han probado ambos destacan en que el Google Home ofrece, de entrada, menos funciones, pero por la simple razón de que Amazon Echo lleva más tiempo en el mercado y otras empresas ya han desarrollado productos y servicios compatibles con él. Tanto el asistente de Google como el de Amazon integran el 'software' de IFTTT, servicio que permite automatizar acciones y que usan numerosos dispositivos, por lo que las opciones de expansión son muy amplias en ambos casos. La partida no ha hecho más que empezar.