CONTAMINACIÓN MARINA

La basura que el mar esconde en Barcelona

Desde toallitas hasta un coche entero y una máquina de 'step': estos son los objetos 'pescados' en aguas del Mediterráneo

La basura que el mar esconde en Barcelona
Se lee en minutos

Una batería de coche -la semana pasada- y plásticos, latas y toallitas: esos son algunos de los objetos que engulle el mar y que han sido capturados, desde octubre pasado hasta agosto, en las redes de los pescadores en las aguas de Barcelona, dentro del proyecto ‘Marviva’. El objetivo del programa no es otro que el de recoger y clasificar residuos marinos, una iniciativa que realiza la Cofradía de Pescadores de Barcelona junto con l'Agència de Residus de Catalunya (ARC) y el Port de Barcelona.

ÁLVARO MONGE

Maria Pérez, estudiante de biología de la Universitat de Barcelona, clasifica parte de la basura recogida por los barcos de la Cofradía de Pescadores de Barcelona el pasado día 19.

El proyecto funciona desde octubre pasado, y hasta este agosto se han ‘pescado’ cerca de 2.500 kgs de porquería del fondo del Mediterráneo, pero ya de antes los pescadores, concienciados con su medio de vida -según explica Juan Soler, patrón de los 'Hermanos Parrón'- recogían y tiraban en tierra toneladas de residuos que se enredaban en las redes junto a los peces. "Hasta un coche (entero) se ha llegado a extraer del mar", cuenta Montse Piqueras, secretaria de la Cofradía de Pescadores de Barcelona.

ÁLVARO MONGE

Lluís Talló, patrón del 'Bonamar 2', echa en el contenedor la basura recogida por su barco.

El proyecto 'Marviva'Marviva es de reciente creación en Catalunya, "pero hace tiempo que funciona en muchos puertos europeos e, incluso, en puertos andaluces, como el de Motril", explica Ignasi Mateo, técnico de la ARC.

Un informe de Greenpeace asegura que, por cada metro cuadrado de agua del mar Mediterráneo, que tiene alrededor de 2,5 millones de kilómetros cuadrados, se encuentra una media de 33 unidades de residuos (lo que supone 82,5 millones de unidades de residuos). Y se cree que el 80% de las diversas sustancias que contaminan los mares provienen de la propia tierra; esto es, de suelo urbano o industrial.

ANIMALES MUERTOS Y UNA MÁQUINA DE 'STEP'

"Los huecos que se hallan en el mar chupan y absorben el 80% de la basura", cuenta Lluís Talló, patrón del 'Bonamar 2', que lleva 38 años trabajando en el mar. "Hemos encontrado un futbolín, una máquina de 'step'… y eso no es de las riadas, como dice  la gente", asegura.

AGÈNCIA DE RESIDUS DE CATALUNYA

Máquina de 'step' hallada en aguas de Barcelona.

"Animales muertos, como vacas (que también hemos sacado del fondo del mar) sí caen al mar provenientes de las riadas, pero colchoneslavadoras o motores… eso no", concluye.

Y también extraen del mar, adherida a sus redes de pesca, una especie de pasta de celulosa, como denuncia Soler, "que hace que los pescadores, después de una jornada agotadora de trabajo [salen a las 6 de la mañana y suelen llegar a puerto no antes de las 4 de la tarde] tengan que hacer horas extras", según Soler. "Son restos de toallitas húmedas o qué sé yo: esto tendría que analizarlo un biólogo", denuncia.

Te puede interesar

ÁLVARO MONGE

Ignasi Mateo, técnico de l'Agència de Residus de Catalunya, señala parte de los residuos de la red de pesca del 'Hermanos Parrón', que también sostiene su patrón, Juan Soler, el pasado día 19.

Soler pide que se sepa que los pescadores de arrastre como él, "que tenemos tan mala fama" (‘depredadores del mar’ es de los apelativos más suaves por los que se les conoce), no son los responsables de esa pasta, que no se sabe de dónde procede (aunque todos sospechan que de las plantas depuradoras que, no nos olvidemos, arrojan sus vertidos al mar) porque hace años esto no pasaba. O no se era tan consciente… "Lo cierto es que el mar ha cambiado mucho", según Talló. "Antes, desde lo que ahora es el Hotel W hasta el Hospital del Mar había más tallarinas [más conocida como coquinas, Donax trunculus] y almejones brillantes [Callista chione] que en Sant Carles de la Ràpita (Montsià); ahora queremos un agua limpia… Y en el agua limpia no hay vida", sentencia.