26 feb 2020

Ir a contenido

DECLARACIONES A PETA

Roger Moore insta a no ir a los parques con orcas en cautividad

El exagente 007 estalla tras el caso del zoo de Tenerife, un centro de 'indiversión' porque encierra a los animales

El actor Roger Moore, en una imagen de un programa televisivo, el pasado octubre.

El actor Roger Moore, en una imagen de un programa televisivo, el pasado octubre. / NATIONAL GEOGRAPHIC CHANNELS

Sir Roger Moore tiene un mensaje para los turistas este verano: que no visiten ni el Loro Parque de Tenerife ni otros parques que mantengan orcas en cautiverio. Tras lo ocurrido el lunes pasado con una orca llamada Morgan, que fue grabada en un vídeo en la que se la ve cómo salió del agua y se mantuvo fuera de la piscina por más de 10 minutos en una actitud insólita que algunos animalistas interpretaron como que el animal se quería suicidar, extremo este que el centro ha desmentido-, el exagente 007 ha declarado a PETA que estos centros deberían llamarse de 'indiversiones, porque tienen encarcelados a los animales.

Morgan on concrete slide-out, Loro Parque, 05/16 via DolphinProject.com from Dolphin Project on Vimeo.

NO ESTÁN EN LA TIERRA PARA DIVERTIRNOS

"¿Cuánto tiempo más deben sufrir los individuos altamente inteligentes y conscientes de sí mismos, como Morgan, antes de que entendamos que las otras especies no están en la Tierra para nuestra diversión? Es evidente para cualquier persona con un cerebro y un poco de compasión que los parques marinos no son más que prisiones, las cuales les causan a los animales marinos en cautiverio un mundo de sufrimiento. Las orcas en estas instalaciones están obligadas a trabajar día tras día, repitiendo las mismas tareas interminables sin ninguna opción y sin forma de escapar, ¡cuán absolutamente miserables deben ser sus vidas! La única manera de poner fin a los maltratos que sufren las orcas en cautiverio y otros animales marinos es no asistir a estos parques y alzar la voz en contra de las instalaciones que los mantienen en cautiverio, y exhorto a todos a que se unan a mí para hacer precisamente eso".

Morgan fue encontrada grave en el 2010. Se la recogió para curarla con la condición de que sería devuelta a su hogar una vez se recuperara. Sin embargo, en lugar de eso se la llevó a Loro Parque, donde, según dice la nota de PETA, "se la obliga a actuar y ha sido atacada por otras orcas con las que comparte su tanque diminuto".