ICV llama a una alianza de la izquierda alternativa en Europa

Urtasun aboga por una estrategia común de Izquierda Plural, Podemos y Primera Europea

Camats interpela a ERC para que no entre en el Govern de CiU y combata la austeridad

El europarlamentario Ernest Urtasun en rueda de de prensa para valorar los resultados de las elecciones europeas.  / ACN: JORDI BATALLER

1
Se lee en minutos

El cabeza de lista de ICV-EUiAErnest Urtasun, ha apostado por una alianza de los 12 eurodiputados que suman Izquierda Plural (6), Podemos (5) y Primavera Europea (1) para crear una alternativa de izquierdas que responda a la demanda de su electorado de "la máxima unidad posible". La coordinadora nacional de ICV, Dolors Camats, por su parte, ha interpelado a ERC para que invierta su victoria en los comicios europeos en construir alternativas a la austeridad y no entre en el Govern de CiU.

En rueda de prensa en la sede de ICV para valorar los resultados de las elecciones europeas, Urtasun ha avanzado que los eurodiputados electos de Izquierda Plural emplazarán al resto de fuerzas emergentes a mantener una primera reunión de trabajo para tejer lazos entre la izquierda alternativa. Frente a la debacle de los socialistas, Izquierda Plural se ha situado como tercera fuerza en el Parlamento Europeo, con 6 diputados, seguida de Podemos, que ha irrumpido en la Cámara con 5 escaños, mientras que Primavera Europea se estrena con un diputado. "Hemos de trabajar juntos porque somos muchos", ha subrayado Urtasun. 

El candidato ecosocialista ha apostado también por crear un "cordón sanitario" frente a la ultraderecha, que le barre el paso a cargos institucionales en la Unión Europea (UE).

Noticias relacionadas

Mensaje a los republicanos

Camats ha lanzado un mensaje a ERC, que ha ganado las elecciones en Catalunya triplicando sus resultados del 2009, al recordarle su corresponsabilidad para construir "una alternativa al bipartidismo" CiU-PSC, "no para entrar en el Govern y consolidar políticas de austeridad", sino para sumar desde la pluralidad y no intercambiar el apoyo al derecho a decidir por nuevos recortes.