EL TABLERO CATALÁN

ERC obtiene una victoria histórica

Esquerra gana por primera vez unos comicios desde la Segunda República

CiU se aferra a la mayoría soberanista, el PSC se hunde e ICV supera al PPC

ERC gana las elecciones europeas en Catalunya. / MÒNICA TUDELA

3
Se lee en minutos
NEUS TOMÀS

No es una exageración: ERC hizo ayer historia al ganar por primera vez unas elecciones desde la Segunda República. Esquerra se hace con la victoria 78 años después, lo que, traducido al escenario actual, implica que el apoyo al proceso soberanista no solo resiste sino que sale reforzado y que entre sus partidarios son mayoría los que fían su éxito a Oriol Junqueras por delante de Artur Mas. Un resultado difícil de digerir para Convergència y sobre todo para Unió, pese a que ayer públicamente en el Hotel Majestic cargos y militancia aplaudieron el resultado de ERC. Los nacionalistas habían planteado estos comicios como un aval a la figura del presidente de la Generalitat y, aunque su distancia con ERC es solo de dos puntos (CiU queda segunda y pierde seis décimas), el resultado demuestra que la ola republicana es tan fuerte como la demoscopia auguraba.

Los catalanes fueron a votar más que en el 2009 y, a tenor del resultado, lo hicieron para avalar el órdago soberanista, como reclamaban nacionalistas y republicanos. La participación en Catalunya subió 10 puntos, lo que la situó casi dos puntos por encima de la media española.

En una primera valoración y huyendo de un exceso de triunfalismo, Junqueras prometió «modestia y generosidad» y puso la victoria republicana al servicio del país. «Y de la estabilidad de las instituciones», añadió. Prepárense para escuchar de nuevo especulaciones (que esta vez podrían acabar concretándose en una negociación seria) sobre una posible entrada de Esquerra en el Govern. El líder republicano, en campaña permanente, compareció ante los suyos para insistir que el próximo asalto será el del 9-N.

Mensaje compartido

«Las fuerzas partidarias de la consulta son todas ellas mayoritarias en las urnas, y no es la primera vez. Es una reafirmación», proclamó Mas, quien se aferró a la suma de votos de ERC, CiU e ICV-EUiA para subrayar que el proceso soberanista sale avalado y que este es el mensaje que debe llegar a Madrid y Bruselas. Las tres fuerzas sumadas representan más del 55% de los votos emitidos ayer.

En todo caso, lo que se confirmó  es que en Catalunya se inaugura una nueva etapa: la del bipartidismo de CiU y ERC. La debacle de los socialistas, que han pasado del primer puesto al tercero, con un descenso de 21 puntos es un fracaso que no capitaliza el PPC, que también baja hasta situarse en quinta posición y queda por detrás de Iniciativa.

La derrota

Los socialistas se hunden en la mayoría de pequeños y medianos municipios, en lo que podría ser un anticipo cara a las municipales del próximo año, una cita que este partido considera crucial. Casi tanto como Esquerra, que confía en fidelizar los votos que esta vez ha arrebatado al PSC. Sirva de ejemplo que en la ciudad de Barcelona, ERC fue la primera fuerza, seguida por CiU e ICV. Es decir, los socialistas quedaron relegados a la cuarta posición en el que durante tres décadas fue su principal bastión.

El PSC reúne hoy a su cúpula para analizar el resultado. Navarro, que ayer tiró pelotas fuera, tiene prevista renovar antes del verano las seis plazas de la ejecutiva que  ocupaban los díscolos que la han abandonado por discrepancias con la estrategia del primer secretario. Además, no se descarta un cambio en la secretaría de organización, actualmente ocupada por Esteve Terrades. Uno de los nombres que se apunta en el entorno socialista es el de Víctor Francos, actual jefe de gabinete de Navarro y cuya influencia en el líder socialista no ha parado de crecer (para disgusto de los sectores críticos). Paralelamente, los socialistas catalanes confían en que el proceso de primarias en el PSOE no les complique, todavía más, sus expectativas. Fuentes de la cúpula aseguran que esta vez no se enfrentarán a nadie para conseguir que Carme Chacón se convierta en candidata a la Moncloa.

Noticias relacionadas

Finalmente, aplicando la teoría de los vasos comunicantes, el PPC baja (pierde nueve puntos) mientras que Ciutadans logra representación.

Catalunya no apareció en el cara a cara entre Miguel Arias Cañete y Elena Valenciano, pero el «problema catalán» sigue más vivo que antes del 25-M. Y el tiempo apremia, tanto a los que creen que una tercera vía es posible como a los ven más cerca su sueño de una Catalunya independiente.