LOS RESULTADOS EN ESPAÑA

El PSOE ahonda su caída y se eleva la presión sobre Rubalcaba

Los socialistas sacan su peor resultado con el 23% de votos, a tres puntos del PP

Valenciano no llega a descartar la dimisión en bloque de toda la cúpula del partido

Valenciano, junto a Óscar López, tras conocer los resultados.

Valenciano, junto a Óscar López, tras conocer los resultados. / JOSÉ LUIS ROCA

2
Se lee en minutos
JUAN RUIZ SIERRA
MADRID

El PSOE ganó la campaña de las europeas, algo que reconocen incluso dirigentes del PP. Pero perdió los comicios. No de forma ajustada, algo que hubiera permitido a los socialistas argumentar que están casi empatados con sus principales adversarios cara a las municipales, autonómicas y generales del próximo año. Se quedaron a tres puntos de los conservadores, logrando 14 diputados y el 23% de los sufragios. En las generales del 2011, cuando cosecharon su peor resultado hasta ayer, obtuvieron el 28,73% de los votos. En las anteriores europeas, en el 2009, el 39,33% y 23 escaños. Solo el descenso del PP, mayor que el del PSOE pese a vencer en la contienda, oculta en parte la caída del PSOE.

Pero incluso tras estos años de recortes sin precedentes, incluso con los casos de corrupción acechando a Mariano Rajoy, incluso con el candidato del PP, Miguel Arias Cañete, cayendo en declaraciones machistas, el PSOE está todavía muy lejos de volver a ser la primera fuerza política. Las explicaciones son múltiples: la fragmentación de los votos de la izquierda, la fidelidad del electorado popular, las heridas aún sin cicatrizar de la pasada legislatura, el frágil estado del PSC y la falta de empuje del actual líder, Alfredo Pérez Rubalcaba, entre otras.

El resultado puede provocar un seísmo en el partido. Durante las últimas semanas, los principales mandos han insistido en que la hoja de ruta trazada se iba a mantener, independientemente del desenlace en las europeas. Pero no esperaban que fuese tan malo. El calendario de renovación indica que las primarias para elegir a su candidato a la Moncloa se celebrarán en noviembre. Antes de eso, en septiembre, tendrán lugar las elecciones internas para los cabezas de lista autonómicos.

Todo eso está por ver. El PSOE, muy dado a los cambios abruptos de estados de ánimo, vuelve a instalarse en la depresión, algo que puede llevar a algunos dirigentes a exigir cambios. Uno sería convocar en breve un congreso extraordinario para relevar a Rubalcaba. Otro pasaría por adelantar las primarias a finales de junio o principios de julio. Por lo pronto, los socialistas reúnen hoy a su comisión ejecutiva.

Noticias relacionadas

MOVIMIENTOS / Se mantenga o no el plan de Rubalcaba, los auténticos movimientos en el PSOE comienzan ahora, con el secretario general, que hasta ahora no ha dicho si quiere presentarse a las elecciones internas, tocado para participar en esa carrera. Tocado, incluso, para seguir al frente del partido. Cuando compareció en rueda de prensa, la candidata, Elena Valenciano, no descartó esa posibilidad. Le preguntaron por una dimisión en bloque de toda la dirección. «Mañana [por hoy] se reúne la ejecutiva. Allí se tomarán las decisiones oportunas. No me corresponde a mí tomar esas decisiones», dijo la también vicesecretaria general. «Son unos muy malos resultados para el PSOE. Hemos intentando combatir la desafección. Es evidente que no lo hemos conseguido», explicó.

El pasado noviembre, durante la conferencia política del partido, Rubalcaba aseguró que el PSOE había «vuelto». Los resultados de las europeas indican todo lo contrario.