EL ÓRDAGO SOBERANISTA

Margallo reitera que un referendo en Catalunya será nulo como los ucranianos

El ministro de Exteriores insiste en que una consulta contraria a la Constitución de un Estado es ilegal a todos los efectos

1
Se lee en minutos
ELISEO OLIVERAS / Bruselas

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha vuelto a reiterar en Bruselas que un referendo soberanista en Catalunya será "ilegal, ilegítimo y nulo de pleno derecho" y "no será aceptado por la comunidad internacional", como está ocurriendo con los sucesivos referendos de independencia de las diferentes regiones rusófonas de Ucrania

Los referendos independentistas realizados este domingo 11 de mayo en las regiones ucranianas de Donetsk yDonetsk  Lugansk "son ilegales, ilegítimos y nulos de pleno derecho, porque son contrarios a la Constitución ucraniana", ha afirmado el responsable de la diplomacia española al llegar a la reunión del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE), que tiene a la crisis ucraniana como el principal punto de la agenda. "La UE condenará estos dos nuevos referendos ucranianos y los declarará ilegales", ha añadido García-Margallo. 

El rechazo internacional a los referendos de las regiones ucranianas constituye una advertencia para Catalunya, según García-Margallo. "Es la constatación de un hecho en la legalidad internacional: un referendo contrario a la constitución interna de un país no puede ser aceptado por la comunidad internacional", ha señalado el ministro. "Esto es aplicable a todos los casos, es la doctrina general y aplicable en cualquier circunstancia y en el cualquier lugar", incluida Catalunya, ha subrayado García-Margallo.

Noticias relacionadas

Los mismos argumentos con Crimea

El ministro español ya utilizó los mismos argumentos tras el referendo de independencia de Crimea del pasado 16 de marzoCrimea. Entonces, igual que ahora, la participación masiva de la población en esos referendos y su voto a favor de la independencia (según las autoridades prorrusas) carece de importancia para García-Margallo, porque el referendo es "ilegal e ilegítimo" y, por tanto, "no puede tener ninguna consecuencia jurídica".