Eurocopa 2020 de fútbol

Sanidad usará al Ejército para vacunar a los futbolistas de la selección española

  • La concentración de Luis Enrique se ha quedado reducida a 22 futbolistas tras los positivos de Busquets y Diego Llorente

  • En la tanda de test realizada este miércoles a la concentración de España no se ha detectado ningún positivo nuevo

  • La burbuja alternativa de la selección crece con once incorporaciones desde el equipo de sub-21 que jugó ante Lituania

Luis Enrique da instrucciones a Ferran Torres en el choque contra Georgia.

Luis Enrique da instrucciones a Ferran Torres en el choque contra Georgia. / Afp

Se lee en minutos
Alejandro García
Alejandro García

Periodista

ver +

Después de haber intentado que el dictamen sobre la vacunación de la selección antes del inicio de la Eurocopa lo ejecutara el Comité de Salud Pública, que se inhibió de tomar la decisión, la siguiente intentona era este miércoles en el Comité Interterritorial de Salud, pero el ministerio de Sanidad no quería más sorpresas, ni más retrasos. Fuentes ministeriales se encargaron de anunciar antes de la reunión entre la ministra de Sanidad y los consejeros de las Comunidades Autónomas que la decisión estaba tomada y que se va a vacunar a la selección española de fútbol.

Como a los olímpicos, las vacunas serán aplicadas por personal médico del Ejército este jueves en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, a falta de decidir si será con la primera dosis de la vacuna Pfizer con la que, según los expertos, irán ganando inmunidad hasta llegar a niveles considerables más allá de una semana. La segunda dosis sería después de la primera fase del torneo continental.

Toda la expedición de la selección española será vacunada, no solo los jugadores y el cuerpo técnico, también todo el equipo de trabajo que acompaña a la selección y a los once integrantes de la burbuja alternativa, los recambios por si hay que hacer sustituciones en la lista de convocados para empezar el torneo el próximo lunes en Sevilla ante Suecia. Los cambios en la lista definitiva que no haya decidido Luis Enrique antes de ese partido, ya no se podrán hacer, salvo que uno de los porteros caiga lesionado o sea positivo. 

En el Comité Interterritorial no se sometió a debate la cuestión, la ministra Carolina Darias se limitó a informar de la decisión a los consejeros de Salud de las Comunidades Autónomas. El ministerio asume la decisión de vacunar a la selección dentro del ámbito de sus competencias, con los argumentos de que la selección es un grupo de deportistas que representan a España en una competición internacional, como van a hacer los olímpicos en Tokio, y ante el temor de que un brote del virus provoque la expulsión del combinado nacional del torneo.

Ningún positivo nuevo

Los 22 internacionales que quedan en la concentración principal de España siguen entrenando de forma individual, con rondas diarias de test y a un caso de que la situación se considere un brote, pero por ahora el tercer día ha deparado alivio: ningún positivo en ninguna de las dos burbujas de la selección.

De los casos anteriores, ya es de dominio público que un contacto directo de Busquets dio positivo el pasado viernes, cuatro días después del inicio de la concentración y antes del partido que jugó ese mismo día ante Portugal, después de 6 pruebas negativas de detección del coronavirus. También que el equipo se fue a cenar en el día libre antes del amistoso. El caso es que el barcelonista dio positivo y, pasada la medianoche de este martes se hizo público que Diego Llorente también era positivo y tuvo que abandonar la concentración. 

Crece la burbuja alternativa

Noticias relacionadas

Entre tanto, la selección ha preparado una concentración alternativa donde aguardan los posibles recambios de los positivos, si así lo decide Luis Enrique, o de nuevos casos por aparecer. Además de los seis futbolistas que la Federación reclamó de sus vacaciones para empezar a entrenar (Kepa, Albiol, Fornals, Soler, Brais y Rodrigo) también se han incorporado a la burbuja paralela once de los sub-21 que jugaron y ganaron (4-0) el amistoso ante Lituania, con nombres como Cucurella, Mingueza, Miranda, Gonzalo Villar, Bryan Gil, Javi Puado o Yéremy Pino quedan a la espera.

En el horizonte de toda la incertidumbre aparece la vacunación como la solución a todos los males de la selección, una medida tomada ya con retraso, que ha tenido anuncio gubernamental y demoras en su aprobación; pero con la que el proceso de inmunización de los internacionales se va a solapar con el inicio del torneo.