AMISTOSO EN EL METROPOLITANO | España-Portugal (0-0)

España ilusiona ante Portugal, pero solo a medias

Ni los casi 15.000 espectadores de las gradas, por primera vez desde el inicio de la pandemia, impulsaron hacia el gol a la selección a las puertas de comenzar la Eurocopa

El internacional español Ferrán Torres se lamenta tras una ocasión fallada en el amistoso ante Portugal ante la gesticulación del público de la grada.

El internacional español Ferrán Torres se lamenta tras una ocasión fallada en el amistoso ante Portugal ante la gesticulación del público de la grada. / David Castro / EL PERIÓDICO

3
Se lee en minutos
Alejandro García
Alejandro García

Periodista

ver +

Aunque la pandemia ha mostrado que el fútbol de máximo nivel puede subsistir sin aficionados, con la misma contundencia también ha revelado que nunca será lo mismo sin ellos, que la gente en las gradas aporta el extra: ese condimento añadido que ensalza al resto de componentes del cóctel final. Con ese aliciente jugó España, en el primer y penúltimo amistoso antes de la Eurocopa, pero no pasó del empate a cero ante Portugal, un rival de enjundia ante el que la selección consiguió buenos minutos de dominio, casi tantos como poca contundencia a la hora de definir, todo para terminar con una sensación a medio camino de la satisfacción, con elementos que ilusionan, pero sin goles.

Poco a poco, como un goteo, sin riadas pero ni sequías, se fueron poblando las gradas de un Metropolitano que, un año después, recuperó esos sonidos intrínsecos al fútbol: desde la alegría del gol, al rumor temeroso cuando remataba el delantero rival. Aunque el aspecto general era, con los casi 15.000 espectadores, más desangelado que otra cosa, los animosos aficionados no pudieron celebrar goles, ni una victoria, pero transmitían alegría, desde las terrazas anexas al estadio.  

Entre el tiempo sin asistir al campo, y los novedosos nombres de la lista de Luis Enrique, los pocos aficionados que había al inicio del calentamiento aplaudieron a los primeros en aparecer por el césped, daba igual que fueran los guardametas lusos. Ya cuando apareció el grueso del equipo portugués, con Ronaldo a la cabeza, retornaron los clásicos abucheos. Y la estrella de Madeira respondió con motivación y ganas, más que acierto en lo poco que participó.

Probaturas para la Euro

Además de para promocionar la candidatura conjunta ibérica para organizar el Mundial de 2030, con foto de familia incluida, el partido era el penúltimo compromiso de la selección antes de comenzar la Eurocopa y había cosas que ver: desde el estreno de Busquets como capitán, sin novedad en el frente mientras se efectúa el relevo generacional con Rodri, hasta la primera internacionalidad de Aymeric Laporte, una adquisición de máximo nivel para el centro de la defensa que asumió desde el inicio el liderazgo de la zaga, para defender, pero también para iniciar el juego español. Desde las botas del central nacido en Agen, Francia, salieron las primeras llegadas peligrosas del equipo de Luis Enrique.

Además, Llorente desde el lateral derecho sigue siendo una vaga sombra del jugador ofensivo y determinante del Atlético, aunque no deja de destacar; las dudas siguen instaladas en la portería, con un titubeante Unai Simón como el elegido, de momento; y la confirmación de buenas noticias como Ferrán y Pau Torres, Thiago o Koke.  

Más allá de los nombres propios, España consiguió, en líneas generales, mucho dominio del balón, demostró buena condición física y las ganas que aportan la juventud, pero camino a la media hora no había acumulado ningún remate peligroso y Portugal, en la primera llegada al área de Simón, marcó con un cabezazo que anuló el árbitro por supuesta falta en el salto. 

Noticias relacionadas

Tras el descanso llegaron más ocasiones, de España, las más claras del partido, y también de Portugal, con el juego roto entre el paso de los minutos y los cambios. Lo buscó hasta el final España, y casi lo encontró al final, pero va a seguir en boga el debate del favoritismo español y la falta de gol.

Ficha del partido:

ESPAÑA 0

PORTUGAL 0

España: Unai Simón (5); Llorente (6), Laporte (7), Pau Torres (6), Gayà (5); Thiago (7), Busquets (5), Fabián (5); Ferrán Torres (7), Morata (6), Sarabia (6). Técnico: Luis Enrique Martínez (7). Cambios: Rodri (7) por Busquets (m. 61), Pedri (6) por Thiago (m. 61), Éric García (5) por Pau Torres (m. 61), Koke (7) por Fabián (m. 74), Gerard Moreno (6) por Sarabia (m. 74), D. Llorente (sc) por Laporte (m. 78).

Portugal: Rui Patricio (6); Semedo (5), Fonte (7), Pepe (6), Guerreiro (5); Pereira (5), Sérgio Oliveira (6); Renato Sanches (7), Joao Félix (4), Jota (4); Cristiano Ronaldo (5). Técnico: Fernando Santos (5). Cambios: Pote (7) por Joao Félix (m. 45), Bruno Fernandes (7) por Oliveira (m. 58), Carvalho (5) por Pepe (m. 58), Palhinha (6) por Sanches (m. 68), Rafa Silva (7) por Jota (m. 68), Mendes (sc) por Guerreiro (m. 80).

Sin goles.

Árbitro: Craig Leigh Pawson (5), inglés. 

Sin tarjetas.

Estadio: Wanda Metropolitano. 14.743 espectadores.