HUNGRÍA - PORTUGAL (0-3)

Portugal se libra de un sofoco en el último suspiro

  • La selección campeona de Europa sufrió para doblegar a la tenaz Hungría, que se desplomó en los minutos finales

  • Ronaldo marca dos tantos y suma ya 11 convertido en el máximo realizador de la historia de las Eurocopas

Cristiano Ronaldo celebra el tercer gol frente a Hungría

Cristiano Ronaldo celebra el tercer gol frente a Hungría / AFP/ALEX PANTLING (AFP)

4
Se lee en minutos
Marcos López
Marcos López

Periodista

ver +

El fútbol antes de la pandemia. Cuando el virus no había llegado y la gente llenaba las gradas. Ni un asiento vacío en Budapest en el estreno del grupo de la muerte. No, no es exageración alguna. Ni mucho menos. No hay un grupo así en esta Eurocopa con Portugal, la vigente campeona de Europa, que debutó con un sufrido triunfo ante Hungría (0-3).

Más sufrido de lo que indica esa goleada, que tiene mucho más de engañosa porque padeció el equipo luso, consciente de que se acercaba al precipicio. Pero en el último suspiro evitó un empate dramático porque en este grupo habitan Francia, la actual campeona del mundo (Rusia-2018), y Alemania, la anterior campeona del mundo (Brasil-2014). Con 67.215 personas atiborradas en el Puskas Arena de la capital húngara.

Dominó el partido Portugal, ese equipo rocoso, repleto de especialistas (Pepe, ya de retirada, forma pareja en el eje de la zaga con Ruben Dias, el mejor de la Premier) y lleno de talento en el centro del campo (Bruno Fernandes) para abastecer a una delantera de renombre, integrada por Cristiano Ronaldo, jugando de nueve puro, escoltado por portugueses que habitan en las islas británicas: Diogo Jota (Liverpool) y Bernardo Silva (Manchester City).

De Hungría no había apenas rastro en el campo. En la grada, sí. El primer partido en pandemia aún que parecía jugarse en la época precoronavirus. Con la gente disfrutando del espectáculo en la primera fila, sin distancia social alguna. La única distancia era la que establecía la defensa diseñada por su seleccionador Marco Rossi. Imitó la estructura de los suecos contra España. Y Portugal también contribuyó con su falta de contundencia. Hasta en eso se pareció a ‘La Roja’ porque Diogo Jota erró una ocasión, al igual que Bernardo Silva. 

Gulacsi, el meta húngaro, despeja un gran cabezazo de Pepe en el Puskas Arena de Budapest.

/ @Uefa

Nada es comparable al monumental error de Cristiano Ronaldo. Apareció en la frontal del área pequeña, clonando casi la oportunidad que erró Koke en Sevilla, y envió el balón a las nubes el exjugador del Madrid, desesperado como estaba también antes porque sus compañeros no le veían como él quería. Ni le daban el balón cuándo él pedía.

Entró Cristiano en ese territorio de la desesperación tan tradicional en su comportamiento gestual. Tan clásico de CR7. También se desesperó Portugal en la segunda mitad, mientras la grada de aficionados radicales húngaros, vestidos de negro, hacía temblar el estadio. Y el cabezazo, a la salida de un córner, de Pepe fue excelentemente rechazado por Gulacsi, un meta sobrio y firme. Asediado por arriba y por abajo, el portero del Leipzig resistió de pie. Y con las manos, impulsando a su equipo de tal manera que se atrevió a asomarse al área de Portugal en un gol que fue anulado, y con justicia, por el VAR.

Entonces, llegaron los dos minutos trágicos para la selección húngara y, sobre todo, para Orban, quien desvió sin querer el disparo de Guerreiro y después cometió penalti, que transformó Cristiano, quien sumó su décimo tanto en la Eurocopa convirtiéndose en el máximo goleador de toda la historia del torneo superando a Platini (9). Entonces, Portugal resopló aliviado porque se libró de una encerrona con un final sorprendentemente eficaz ya que el exmadridista se unió a la fiesta con su segundo tanto. O sea, suma ya once.

Noticias relacionadas

Se libró Portugal de un verdadero sofoco. Quedaban seis minutos para el final y el marcador indicaba un inquietante 0-0 para los campeones de Europa. Un gol de rebote le iluminó en medio de la oscuridad. Bendito rebote para Portugal con Guerreiro, un lateral zurdo, jugando de delantero para firmar el 0-1 que desencadenó el festín posterior de CR7.

La ficha del Hungría-Portugal (0-3)

Hungría: Gulacsi, Botka, Orbán, At. Szlai, Lovrencsic, Kleinheisler, Nagy, Schäffer, Fiola, Ad. Szalai y Sallai.

Entrenador: Marco Rossi.

Cambios: Négo por Schäfer (m. 65); Schön por Sallai (m. 77); Siger por Kleinheisler (m. 77): Varga por Fiola (m. 88); Nagy por Varga (m. 90+5)


Portugal: Rui Patricio, Semedo, Ruben Dias, Pepe, Guerreiro, Danilo, William Carvalho, Bruno Fernandes, Bernardo Silva, Ronaldo y Diogo Jota.

Entrenador: Fernando Santos.

Cambios: Rafa Silva por Bernardo Silva (m. 71); André Silva por Diogo Jota (m. 81); Renato Sanches por William Carvalho (m. 81); Moutinho por Bruno Fernandes (m. 89)

Goles: 0-1, (m. 84) Guerreiro; 0-2, (m. 86), Cristiano; 0-3, (90+2)  

Árbitro: Cüneyt Çakır, turco.

Tarjetas amarillas: Ruben Dias (m. 38); Lego (m. 80); Orban (m. 85)