EL RELATO DEL MÉDICO QUE LE ATENDIÓ

"Eriksen estuvo muerto", asegura el médico de la selección danesa

  • El doctor que atendió al jugador sobre el césped tras su paro cardiaco detalla lo que sucedió, aunque sigue sin respuestas

  • "Creo que estáis peor que yo", dice la estrella del Inter a sus compañeros por videollamada desde el hospital, donde sigue estable, consciente y a la espera de más pruebas

Morten Bosen (izquierda) atiende a Eriksen en el Parken Stadion.

Morten Bosen (izquierda) atiende a Eriksen en el Parken Stadion. / AFP / Wolfgang Rattay

5
Se lee en minutos
José María Expósito

Christian Eriksen se encuentra este domingo consciente y estable en un hospital de Copenhague a la espera de someterse a más pruebas para determinar qué provocó su terrorífico desvanecimiento durante el partido entre Dinamarca y Finlandia de este sábado en la Eurocopa. Un trance que dejó en 'shock' a todo el mundo del fútbol durante casi una hora, temiendo un desenlace fatal. "Estuvo muerto en algún momento", ha reconocido este sábado el médico de la selección danesa, Morten Boesen, el primero que le atendió sobre el césped. ¿Cómo estuvimos de cerca? No lo sé".

"Hablamos todos con él por videollamada esta mañana", ha revelado el seleccionador, Kasper Hujlmand, que ha comparecido junto al médico del combinado danés. "Vimos su sonrisa en la pantalla y entonces dice: 'Creo que estáis peor que yo. Me siento como para ir a entrenar ahora mismo'", ha relatado.

"Está de buen humor"

Para Hujlmand ha sido "un gran alivio" el poder ver sonreír hoy a su jugador. "Estaba preocupado por nosotros. No recordaba mucho, por lo que preguntó cómo estaba el equipo. Pensaba que el equipo estaría peor que él. Es un gran jugador y una gran persona", ha asegurado. "Tenemos que intentar levantarnos y jugar para él".

El galeno danés, por su parte, no se ha atrevido a asegurar qué le sucedió a Eriksen, por qué sufrió un paro cardiaco en pleno partido. "No puedo decir con exactitud qué le pasó, aún no hay respuestas", se ha sincerado Boesen, que ha explicado que su estado es favorable. "Hemos hablado un par de veces con él. Está de buen humor. Dadas las circunstancias, está bien, sigue estable. ¿Qué significa eso? Que está despierto, que responde de forma relevante y que el corazón late".

El mismo sábado por la noche, una vez acabado el partido, que se reanudó dos horas después, Boesen relató cómo había sido su actuación ante la emergencia, de forma objetiva, limitándose a los hechos, lo que no dejaba de ser terrorífico: "Nos llamaron desde el campo tan pronto como Christian cayó. Yo no lo vi, pero estaba bastante claro que había perdido el conocimiento", empezó explicando el doctor Morten Boesen. "Cuando llegamos a él estaba de lado. Respiraba y le sentí el pulso. Pero de repente, eso cambió. Y como todo el mundo pudo ver, comenzamos las maniobras de reanimación". 

"Se había ido"

Este sábado, con los nervios algo más templados, el doctor seguía sin tener mucho más que añadir. "Tuvimos que empezar un masaje cardiaco y una reanimación porque se había ido. Todo sucedió en un momento, así que no se muy bien qué decir. Hubo un paro cardiaco y fue revivido con una descarga de un desfibrilador", concretó el médico. "A la pregunta de por qué sucedió no puedo responder", ha insistido.

"Se aferró a la vida"

Boesen ya había destacado tras el partido cómo la colaboración de todos los servicios médicos fue clave para salvar la vida de Eriksen. "La ayuda del personal médico vino muy, muy rápido y con su colaboración pudimos hacer lo que teníamos que hacer. Comenzamos a intervenir para mantenerlo con vida. Por suerte se aferró a la vida", relató el galeno de la selección danesa, que aclaró tras el partido (que se reanudó dos horas más tarde) que "antes de que lo llevaran al hospital ya hablaba".

Giuseppe Marotta, el CEO del Inter de Milán, donde milita Eriksen, desveló en la medianoche del sábado que el jugador había escrito a sus compañeros del club neroazzurro a través del grupo de Whatsapp de la plantilla. También apuntó que el futbolista no ha pasado el covid ni ha sido vacunado, para descartar algunas teorías que apuntaban a un posible trombo causado por el virus o la vacuna.

Apoyo psicológico

El comunicado emitido este domingo por la federación danesa detalla que Eriksen ha dado gracias a sus compañeros por su ayuda. "Esta mañana hemos hablado con Christian Eriksen, quien ha enviado su agradecimiento a todos sus compañeros. Su estado es estable y continúa hospitalizado para someterse a más pruebas". Unos compañeros, jugadores y cuerpo técnico, que, según la propia federación han recibido y recibirán apoyo psicológico.

De hecho, la decisión de retomar el partido (suspendido con 0-0 y que acabó con victoria de la debutante Finlandia) ha recibido críticas, por más que la UEFA recalcara el sábado que lo hacía "a petición de los jugadores de ambos equipos". Después se supo que la opción ofrecida por el organismo era que el partido se retomara este domingo a las 12.00 horas, para no coincidir con el resto de partidos programados para esta jornada.

Schmeichel acusa a la UEFA

Noticias relacionadas

Peter Schmeichel, mito del fútbol danés y padre del actual guardameta de la selección, tachó la situación de ridícula. "Pasa algo horrible y la UEFA ofrece que se reanude el partido hoy a las 12. ¿Qué tipo de opción es esa? O sea, que te vuelves al hotel, que está a 45 minutos del campo, no puedes dormir por el trauma de lo que has presenciado y claro, a las 8 de la mañana te montas en el autocar para jugar el resto del partido", expuso el exportero del Manchester United. "Eso no es una opción, es una decisión ridícula de la UEFA, que debió trabajar en otro escenario y mostrar un poco de compasión, pero no lo hizo". Michael Laudrup también condenó a la UEFA: "No puedes dejar esa decisión en manos de los jugadores".

El seleccionador danés también ha dado su opinión acerca de esta decisión. "Había dos opciones, reanudar el partido o acabarlo hoy a las 12. Mirando atrás creo que no deberíamos haber vuelto al campo. No hay nadie que pueda dormir después de algo así, ni tampoco cambiarse de ropa y jugar un partido", ha reconocido.