FÚTBOL

Empieza una Eurocopa tan distinta

  • El torneo continental abre este viernes en Roma con el Italia-Turquía su edición más inusual, retrasada un año por un virus aún amenazante

  • Por primera vez, 11 ciudades se reparten durante un mes el papel de anfitrión

  • Calendario de la Eurocopa-2021: fechas y horarios

Portugal, último campeón de la Eurocopa.

Portugal, último campeón de la Eurocopa. / Getty Images

Se lee en minutos
Albert Guasch
Albert Guasch

Periodista

ver +

Un año después de lo previsto, la Eurocopa 2020 se pone finalmente en marcha. Roma, con unos 16.000 aficionados en las gradas, acogerá este viernes el Italia-Turquía inaugural de la Eurocopa más inusual de la historia. Iba a ser distinta de saque, por tratarse de una edición multisede, 11 al final en lugar de las 13 previstas en el plan original, pero las disrupciones provocadas por el coronavirus han sacudido los fundamentos de la organización. Una sorpresa aguarda agazapada después de cualquier PCR. Se prevé un campeonato a prueba de sustos.

Cuando Michel Platini concibió un campeonato de naciones en varias ciudades, el mundo se veía sacudido por otra pandemia. Era el 2012, el francés presidía la UEFA y entonces el virus de la crisis económica resquebrajaba el ánimo de innumerables países. Platini pensó que una Eurocopa con diferentes anfitriones permitiría ahorrar en infraestructuras como estadios y aeropuertos. Hoy, su sucesor, Alexander Ceferin, reniega de la idea, aunque la respaldó en su momento. La coordinación no está siendo fácil. Y lo que queda.

Temor a los PCR

Cada país tiene sus restricciones, sus limitaciones de viajes, sus cuarentenas, sus políticas de vacunación… Los quebraderos de cabeza han sido y son constantes en este mosaico multinacional. Ni siquiera podrá respirar con alivio Ceferin una vez el balón eche a rodar. Los PCR se seguirán realizando y la posibilidad de uno o varios positivos flotarán en el ambiente del torneo hasta el final.

La UEFA ha sido intransigente con el propósito de que en las 11 sedes haya público. De ahí que Sevilla relevara a Bilbao, que no lo garantizaba. Los estadios estarán ocupados del 22% al 100% dependiendo del país. El 100% será solo en Budapest. Las leyes pandémicas son laxas en Hungría. Por televisión se estima una audiencia media de 150 millones por partido.

Dos debutantes

Es una Eurocopa distinta por más razones. Cada seleccionador ha tenido la opción de convocar hasta a 26 jugadores, podrá realizar cinco sustituciones en cada partido (una sexta en la prórroga) y, por supuesto, habrá más partidos que nunca (51), porque están citadas más selecciones que en ninguna otra edición (24). Debutan Finlandia y Macedonia del Norte.

Aspectos logísticos al margen, con el balón en los pies, parece lógico decantarse por el éxito de Francia. Tiene sentido que una selección que cuenta con Mbappé, Benzema, Kanté y, sí, por qué no mencionarlos, Dembelé y Griezmann, atraiga los buenos pronósticos. En las ágoras futboleras surgen también los nombres de Bélgica (Lukaku, De Bruyne, Carrasco… mucha pólvora), Inglaterra (nombres de talento y jóvenes los tiene en abundancia), Portugal o incluso Italia, invicta muchos partidos con Mancini al timón. 

Empieza la Eurocopa, ¿una cita con el fútbol de antes? Por Marcos López.

¿Y España? La España de Luis Enrique es una selección en reconstrucción, de misterioso rendimiento, con un sinfín de nombres por descubrir y, sobre todo, sin futbolistas del Madrid por primera vez en un gran torneo. Una decisión que ha convertido a Luis Enrique en un malvado en la capital del Estado. Desde el primer minuto se sabe que buena parte de la crítica lo juzgará con la tolerancia de una fiera hambrienta: cualquier mal paso provocará zarpazos furiosos.

Cada federación participante recibirá un mínimo de 9,2 millones de euros. Cuanto más avance en el torneo, más ingresos obtendrá. La selección ganadora se llevará 34 millones, según el baremo de la UEFA. 

En busca de mercado

Desde la perspectiva de clubes, la Eurocopa siempre es un estupendo escaparate para exhibir a jugadores innecesarios, a ver si alguien pica, pero con las cajas fuertes en telarañas, las oportunidades de negocio parecen menores. Aunque nunca se sabe. Con el mercado parado, muchos movimientos parecen pendientes de lo que ocurra en el campeonato. Y en el caso del Barça, hay muchos jugadores a los que se les busca destino.

Noticias relacionadas

Existe un elemento social al que habrá que prestar atención. Muchas selecciones han convertido en un rutina cargada de conciencia hincar la rodilla antes de un partido para condenar el racismo. En las redes sociales existe un problema al respecto que, en la Premier sobre todo, se pretende atajar. La muerte de George Floyd hace un año bajo el peso de un policía inmisericorde impulsó el gesto, que no es bienvenido en algunos lugares. En los últimos días se han escuchado abucheos en Inglaterra y más pronunciados en Budapest antes de dos amistosos. Cuidado con eso. La pretendida fraternidad europea se fractura con episodios de este tipo.

Pero la Eurocopa es ante todo fútbol, es pasión aunque con menos público, y es un catalizador de estrellas. Es una edición abierta, como casi todas, y podrá verse en España en televisión en abierto. Viene un mes de sofá. Pongámonos cómodos.