EL FUTURO DEL JUGADOR BLANCO

Bale, primero Gales y el Madrid ya veremos

  • El delantero, que tiene un año más de contrato con el club blanco, sigue esquivando los rumores sobre su retirada y prefiere centrarse en la Eurocopa

  • El combinado británico se estrena este sábado ante Suiza

Gareth Bale se lamenta en un partido reciente de Gales.

Gareth Bale se lamenta en un partido reciente de Gales. / AP

Se lee en minutos
Marc Escolà

En cualquier otra cita veraniega el madridismo estaría atento a ver qué jugador despunta para pedírselo a Florentino Pérez, pero las cosas han cambiado mucho en el fútbol pospandemia. Si tras el Mundial de Brasil del 2014 el empresario hizo feliz a su afición vistiendo de blanco al emergente James Rodríguez, en esta Eurocopa sin madridistas en La Roja el objetivo es que Gareth Bale firme un buen campeonato con Gales desde su debut este sábado ante Suiza (15.00 horas. Cuatro) para poder colocarlo o, incluso, para que su regreso al Bernabéu no suponga una desilusión para una afición ansiosa de 'mbappés' y 'haalands'.

Al delantero galés le queda un año de faraónico contrato con el Madrid y su futuro, tras un año cedido en el Tottenham (primero a las órdenes de José Mourinho y luego de Ryan Mason, sigue siendo una incógnita. "Sé lo que voy a hacer, pero se armaría un caos si lo digo", soltó enigmático hace unas semanas, tras lo que algunos medios apuntaron que podría retirarse del fútbol profesional tras la Eurocopa. Aunque en sus últimas declaraciones lo ha negado, su respuesta sigue siendo la misma de siempre: primero, Gales. Después, según aquella polémica bandera, golf y Madrid, en ese orden.

Hace unos meses parecía imposible, pero con la llegada de Carlo Ancelotti ya no se puede descartar que el atacante regrese al Bernabéu. Si no llegan los ansiados fichajes galácticos, el entrenador que lo convirtió en una pieza esencial para el esquema blanco deberá intentar retornar la ilusión al madridismo con la recuperación del extremo de Cardiff. Difícil misión para 'Carletto'.

Repetir la hazaña del 2016

Gareth Bale, capitán y máximo goleador histórico, fue uno de los jugadores más determinantes de la última Eurocopa de Francia 2016, con 3 goles en 6 partidos que sirvieron a Gales para destacarse como revelación del torneo. Pasó su grupo en cabeza (por delante de Inglaterra) y derrotó a Irlanda del Norte y la temida Bélgica antes de caer en semifinales contra la que sería campeona, Portugal.

Este año, los 'Dragones Rojos' se encuentran aislados en Bakú, su sede de la fase de grupos. Los Allen, Ramsey y Bale, cada vez más veteranos, intentarán sacar otro billete para octavos en un grupo A de difícil pronóstico, donde se encuentran emparejados con Turquía, Italia y la Suiza de los Xhaka, Shaqiri, Embolo y Seferovic, siempre presente en los grandes torneos pero que ve un muro en los octavos.

¿Ancelotti, su valedor?

La temporada de Bale en el Tottenham podría dar esperanzas al aficionado blanco cara al siguiente curso. Las estadísticas sostienen que el galés ha conseguido el mejor promedio de goles (1,07 por partido) de la Premier League, en la que ha disputado la mayoría de los encuentros pese a no ser titular. De hecho se apunta que Ancelotti, a su llegada a Madrid, frenó las ventas de jugadores como Bale, Marco Asensio, o incluso Isco.

Noticias relacionadas

Fue el técnico italiano quien pidió el fichaje del galés para el Madrid en la temporada 2013-14. Tal fue la insistencia que Bale forzó la situación con los Spurs y pudo conseguir que Daniel Levy cediera en su posición como negociador. "Sé que Carlo Ancelotti es un gran entrenador", dijo Bale antes del último partido de preparación de la Eurocopa 2020 de Gales contra Albania (0-0).

"Ahora estoy concentrado en nuestra preparación y en lo que va a pasar en la Eurocopa. Ya pensaremos después", escribió en una conversación con Sky Sports, sin aclarar qué será de su futuro como jugador blanco.