Historia de la Eurocopa: 1992. Dinamarca, de quedar fuera a ganar el campeonto

  • El conjunto escandinavo se vio beneficiado por la expulsión de Yugoslavia y accedió de rebote a la fase final

  • Jensen y Vilfort fueron los autores de los goles que valieron el título ante la Alemania reunificada

Imagen de archivo de Peter Schmeichel durante la Eurocopa de Suecia.

Imagen de archivo de Peter Schmeichel durante la Eurocopa de Suecia. / UEFA.com

Se lee en minutos
Cristina Moreno

Una vez más la política europea irrumpía con fuerzas en la Eurocopa, que en esta novena edición se disputó en Suecia. En ella, Alemania participaba por primera vez de forma unificada tras la reciente caída del Muro de Berlín; Yugoslavia era expulsada del torneo en medio de la guerra de los Balcanes, y una URSS en proceso de desmembramiento se presentaba como CEI (Comunidad de Estados Independientes). 

Una situación que no afectó a la distribución del campeonato que mantuvo el formato de las últimas ediciones, pero que a la postre sería decisiva. Y es que Dinamarca, que había quedado fuera de la fase final, obtuvo su plaza tras la expulsión del combinado balcánico y acabó proclamándose campeona. Con ocho representantes en la fase final en la que no estuvo España, los daneses, enmarcados en el Grupo 1, quedaron segundos por detrás de la anfitriona, Suecia. En el Grupo 2, Holanda y Alemania ocuparon las dos primeras posiciones que les dieron acceso a las semifinales.

Los escandinavos, dirigidos por el cuestionado Richard Møller Nielsen, y con solo 10 días de preparación, superaron la primera fase, se impusieron a la vigente campeona, Países Bajos, en una agónica tanda de penaltis y superaron a la reunificada Alemania en la final con goles de Jensen y Vilfort, robando protagonismo a Bergkamp Larsen que acabaron el torneo con tres dianas cada uno.

La excluida Yugoslavia se llevó al menos uno de los premios ya que Darko Pancev fue el máximo goleador de la ronda de clasificación con diez tantos.

La figura del torneo

PETER SCHMEICHEL

Líder de Dinamarca, decisivo para superar las semifinales

El guardameta danés se erigió en el buque insignia de su selección, tomando los galones de referente del equipo en ausencia de la gran estrella, Michael Laudrup. Su actuación valió además el pase a la final de Dinamarca con un penalti parado ante el combinado de los Países Bajos.  

La final

Dinamarca: Schmeichel, Sivebaek (Christensen, 65’), K. Nielsen, L. Olsen, Christofte; J. Jensen, Vilfort, Piechnik, H. Larsen, Brian Laudrup y Povlsen.

Alemania: Illgner, Reuter, Kohler, Buchwald, Brehme; Hassler, Helmer, Sammer (Doll, 46’), Effenberg (Thom, 78’), Riedle y Klinsmann.

Goles: 1-0 M. 19 Jensen. 2-0 M. 79 Vilfort.

Árbitro: Bruno Galler (Suiza). TA: Piechnik (32’)/ Hässler (39’), Effenberg (35’), Reuter (55’), Doll (83’) y Klinsmann (88’).

Noticias relacionadas

Estadio: Ullevi Stadium (Gotemburgo). 37.800 espectadores.

Sin nada que perder, Dinamarca se enfrentó a la campeona del mundo, llena de estrellas. La temprana diana de Jensen a los 18 minutos de partido, obligó a los neerlandeses a atacar, pero resistieron los escandinavos que rubricaron su triunfo en el tramo final con el gol de Vilfort.