Ir a contenido

Gales, el orgullo británico

La selección de Bale abandona Francia con la cabeza alta y convencida de su prometedor futuro. "Nos levantaremos, seguiremos luchando", proclama el jugador del Madrid

Raúl Paniagua

Bale firma autógrafos a unos aficionados galeses.

Bale firma autógrafos a unos aficionados galeses. / AP / DAVID VINCENT

Era la última de las cinco debutantes que quedaba en la Eurocopa Portugal acabó con sus ilusiones. Finalizar entre las cuatro mejores del continente en su primera participación supone un éxito monumental en un país con tres millones de habitantes que se convirtió en la máxima exponente del fútbol británico. Gales superó a la generación que alcanzó los cuartos de final en el Mundial de Suecia-1958 y firmó una Eurocopa inolvidable.

Gareth Bale fue el líder indiscutible de los 'dragones', eliminados del torneo entre elogios. ¡Qué diferencia con el adiós de Inglaterra! Los ‘pross’, eliminados en octavos por Islandia, el país más pequeño que más ha jugado un torneo internacional del fútbol, fueron la vergüenza de las islas. Gales fue un ejemplo, como remarcaron los medios británicos.

"Héroes. Cada uno de ellos", tituló el diario galés 'Western Mail', que agradeció la "aventura increíble" desarrollada por sus chicos, capitaneados por Ashley Williams y comandado por la estrella zurda del Madrid.

"UNA HAZAÑA"

"Chicos, estamos orgullosos de vosotros", apuntó el 'Daily Mirror'. "Orgullosos en la derrota", aportó el 'Telegraph'. "No creo que mis jugadores pudieran dar más. Se vaciaron hasta el último segundo. Es una hazaña para un país como el nuestro llegar tan lejos", comentó el seleccionador Chris Coleman, que llegó al cargo en el 2012 tras pasar por los banquillos del Fulham, Real Sociedad, Coventry y Larissa.

"Nos levantaremos. Estamos orgullosos y nos mantendremos juntos para volver a intentarlo. Nadie esperaba que llegásemos tan lejos, pero no tenemos reproches. Seguiremos luchando", proclamó Bale.

A su lado, han brillado futbolistas como Ramsey, del Arsenal, ausente por sanción en la semifinal; el mediocentro Joe Allen, del Liverpool; o el delantero Robson-Kanu, el punta que llegó al torneo sin equipo tras cumplir contrato con el Reading y ahora podrá elegir destino.

"“Esta aventura nos dará fuera y confianza para el futuro. Nuestro máximo rival somos nosotros mismos. Si guardamos la misma la misma hambre tendremos buenos resultados" (Chris Coleman)

En septiembre se iniciará el siguiente reto de los 'dragones', la fase de clasificación para el Mundial del 2018. Austria, Serbia, Irlanda, Moldavia y Georgia saben que tendrán que sudar para tumbar a un equipo orgulloso y unido.

"Esta aventura nos dará fuera y confianza para el futuro. Nuestro máximo rival somos nosotros mismos. Si guardamos la misma la misma hambre tendremos buenos resultados", concluyó Coleman.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.