Ir a contenido

LA EUROCOPA 2016

La Francia de un Griezmann imperial echa a Alemania

Un penalti estúpido de Schweinsteiger y el talento del astro del Atlético condenan a la campeona del mundo

Raúl Paniagua

Griezmann celebra su segundo gol ante Alemania.

Griezmann celebra su segundo gol ante Alemania. / AFP / FRANCK FIFE

Francia fue fiel a su tradición y estará por tercera vez en la final de un torneo organizado por ella. En la Eurocopa de 1984 y en el Mundial de 1998 acabó alzándose con el título como anfitrión. El domingo, ante la Portugal de Cristiano Ronaldo, tendrá la ocasión de repetir éxito después de eliminar a Alemania (0-2). Un penalti absurdo de Schweinsteiger y el talento de un enorme Griezmann, autor de los dos goles, condenaron a la campeona del mundo.

Portugal perdió la final del 2004 en casa y ahora tendrá la oportunidad de provocar el mismo dolor en los franceses. No lo tendrá fácil. El equipo de Didier Deschamps es el indiscutible favorito, con una mezcla de músculo y talento temible que tarde o temprano se acaba desatando. En Marsella supo sufrir ante un excelente rival, al que solo le faltó fortuna y un delantero como Griezmann, el hombre de esta Eurocopa.

EL MEJOR PARTIDO

La desgracia que tuvo en la Champions ante el Madrid, en la que estrelló un penalti contra el larguero, no se ha repetido en Francia, donde 'el Principito' ha demostrado una calidad que le debería llevar a aspirar al Balón de Oro junto a las 'bestias' Messi Cristiano. Su clarividencia permitió a Francia revertir la historia y superar a Alemania por primera vez desde 1958. 

Los germanos controlaron el juego, pero estuvieron espesos en el remate en una versión similar a la de 'la Roja'

Al fin deparó la Eurocopa un vibrante partido. Después de 49 encuentros y casi un mes de competición, el penúltimo choque fue una delicia para los amantes del fútbol. La campeona del mundo y el anfitrión eran los dos grandes favoritos para conquistar el título desde antes del comienzo. Todas las casas de apuestas coincidían, cumplieron los pronósticos y protagonizaron la semifinal esperada, el partido número 50 de un torneo decepcionante que encontró su mejor versión en Marsella.

UMTITI, MUY BIEN

No faltó la emoción y la intensidad en ningún momento. El escenario también fue el ideal. La afición del sur de Francia es mucho más impulsiva y caliente que la de París. El ambiente fue extraordinario durante toda la jornada. La caldera que deseaba el cuerpo técnico 'bleu' cumplió a la perfección con su cometido.

Deschamps optó por repetir exactamente el equipo que goleó a Islandia, con el azulgrana Umtiti en el eje de la zaga y el 4-2-3-1. El nuevo central azulgrana, muy concentrado, completó una notable actuación. 

Kanté se quedó en el banquillo, mientras Löw utilizó  un 4-3-3, con Schweinsteiger de pivote, secundado en los interiores por Can Kroos. Esa disposición solo titubeó en los primeros minutos, en los que Francia salió más enchufada y Neuer evitó el tanto de Griezmann con una gran parada (m. 6). 

COMO ESPAÑA

Alemania no se descompuso y empezó a dominar hasta arrinconar a la anfitriona. Sin dar un solo pelotazo, exquisita en el pase y perfecta en la conducción, el bloque germano recordó por momentos a la mejor España de tiempos recientes, tanto en sus virtudes (posesión, control, juego atractivo) como en los defectos (la ineficacia en el remate).

Lloris emuló a su colega germano con otro paradón en un tiro de Can (m. 14) en los peores momentos de los 'bleus', empequeñecidos por el empuje de una Alemania comodísima. Esa superioridad, sin embargo, no se tradujo en goles.

"Hemos sido el mejor equipo de la noche. Fuimos superiores en todo menos en los goles y el resultado" (Joachim Löw)

El italiano Rizzoli empezó pronto a dar muestras de sus preferencias. Casero en todas sus decisiones, el árbitro no tuvo reparos en acribillar a tarjetas a los alemanes. Más benévolo fue con Francia, que sobrevivió al control alemán y aprovechó bien su ocasión.

MANOS ABSURDAS

Un estúpido penalti por manos de Schweinsteiger en un cabezazo de Evra permitió a Griezmann adelantar a los franceses en la última jugada del primer tiempo.

La tontería del veterano centrocampista del Manchester United le costaría muy cara a su  selección. El astro del Atlético repitió diana (m. 72) tras un despeje de Neuer y puso a los 'bleus' en la final de París, mientras Alemania topaba con Lloris, el poste y su falta de puntería. 

Alemania, 0; Francia, 2

ALEMANIA: Neuer (6); Kimmich (6), Boateng (4), Höwedes (6), Hector (5); Can (5), Schweinsteiger (4), Kroos (7); Özil (6), Müller (4), Draxler (5). Técnico: Joachim Low (5). Cambios: Mustafi (5) por Boateng (m. 59); Götze (5) por Can (m. 66); Sané (6) por Schweinsteiger (79).

FRANCIA: Lloris (8); Sagna (6), Koscielny (6), Umtiti (7), Evra (6); Pogba (5), Matuidi (7), Sissoko (6), Griezmann (9), Payet (6); Giroud (6). Técnico: Didier Deschamps (7). Cambios: Kanté (6) por Payet (m. 72); Gignac (5) por Giroud (m. 77); Cabayé (sc) por Griezmann (m. 90).

GOLES: 0-1 (m. 45) Griezmann, de penalti; 0-2 (m. 72) Griezmann, tras un rechace de Neuer.

0 Comentarios
cargando