Ir a contenido

LA EUROCOPA DEL 2016

La Irlanda de O'Neill, Henry y las mujeres

Martin O'Neill, nacido en el Ulster, dirige a la selección verde, que quiere vengarse de aquella polémica mano ante Francia. El técnico soliviantó a los colectivos feministas antes del torneo

Raúl Paniagua

Martin ONeill celebra efusivamente el triunfo ante Italia que le dio el pase a octavos a Irlanda.

Martin ONeill celebra efusivamente el triunfo ante Italia que le dio el pase a octavos a Irlanda. / AP / FRANK AUGSTEIN

Mientras el católico Michael O’Neill dirige a la selección de Irlanda del Norte, un país con mayoría protestante, en la vecina República de Irlanda manda otro NeillMartin, nacido en Kilrea, un pueblecito ubicado en el Ulster. Sustituyó en el 2013 al 'viejo' Giovanni Trapattoni y se convirtió en el primer seleccionador norirlandés del combinado del sur.

El entrenador de Irlanda fue el capitán de Irlanda del Norte en el Mundial de España en 1982

Este domingo (15.00 horas) se medirá con Francia en los octavos de final en Lyón, donde no faltarán los 20.000 fieles irlandeses, entregados a su técnico, que fue el capitán de Irlanda del Norte en el Mundial de 1982 en España, a la que vencieron en Valencia.

Esa connotación sociopolítica es solo una pincelada destacable de la figuran de O’Neill, uno de los técnicos más singulares de la Eurocopa. Especialista en meterse en líos, le sobra carácter para enfrentarse a lo que haga falta.

"¿Mujeres de los jugadores en la concentración? Depende de lo guapas que sean. Si son atractivas, serán bienvenidas. Para las feas no hay lugar" (Martin O'Neill)

Antes del torneo, por ejemplo, se metió en un charco monumental cuando le preguntaron si permitiría a los jugadores traer a sus parejas a a concentración. "Depende de lo guapas que sean. Si son mujeres atractivas, serán bienvenidas. Para las feas no hay lugar", dijo el técnico en tono distendido, sin calibrar el terremoto que causarían sus palabras en los movimientos feministas.

"No hay sitio para esos comentarios sexistas en el fútbol irlandés. La Eurocopa debería ser una oportunidad para incrementar la participación de las mujeres en el fútbol", le respondió Orla O’Connor, presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres Irlandesas.

FUERA DEL MUNDIAL

En dos años y medio, O’Neill se ha ganado el corazón de los irlandeses, que este domingo abarrotarán el estadio de Lyón en busca de la sorpresa contra el anfitrión. El duelo remite irremediablemente a una imagen del 2009, la de la mano de Thierry Henry, una acción obviada por el colegiado sueco Martin Hansson que dejó a Irlanda fuera del Mundial de Sudáfrica

Es el mediano de nueve hermanos y ganó dos Copas de Europa como centrocampista del Nottingham Forest

El exdelantero azulgrana se acomodó el balón de forma ilegal ante de cederlo a Gallas, que marcó en la prórroga el tanto que hundió a los verde. "La mano de Henry genera polémica, pero se habla más de ello en Francia que en Irlanda. Hemos decidido olvidar esa acción", comentó O’Neill sobre esa famosa jugada.

"Dirijo los partidos con botas para ser uno más. Y tienen que ser negras. Me llevo las manos a la cabeza cuando veo las de colores"

El extécnico del Celtic, Aston Villa y Sunderland, entre otros muchos clubs, sigue viviendo los partidos como en sus tiempos de jugador. Incluso. Es tan genuino que siempre lleva unas botas, lo cual sorprende entre tanto traje corbata. "Lo hago para ser uno más. Y tienen que ser negras. Me llevo las manos a la cabeza cuando veo las de colores", dice el mediano de nueve hermanos, cinco hombres y cuatro mujeres, que ganó dos Copas de Europa como centrocampista del Nottingham Forest, en el que estuvo una década.

Sobre el partido de este domingo, el seleccionador comentó que la Francia actual le recuerda a la 1998, cuando los 'bleus' ganaron el Mundial en su país. "Son favoritos para conquistar el torneo. Intentaremos cerrar todos los espacios", afirmó O’Neill, un tipo singular que buscará la gran sorpresa. Con sus botas negras

0 Comentarios
cargando