Ir a contenido

Messi y Cristiano, de la cima al precipicio

La estrella azulgrana vuela hacia el título con Argentina mientras el madridista se estrella con Portugal ante Islandia y Austria

Marcos López

Se consume Cristiano Ronaldo, estrellado en su impotencia, incapaz de marcar un gol ni que sea de penalti, dolido porque Portugal se ha puesto en sus manos y Europa asiste a su derrumbre. Dos partidos, dos empates ante potencias del continente como Islandia (1-1) y Austria (0-0) y él, que tanto había hablado de los penaltis de Messi, llegó a decir incluso que sabía porque se los regalaba a Suárez, fue incapaz de marcar desde los 11 metros. Anda enfurruñado consigo mismo la estrella portuguesa, mientras Messi vuela camino de la cima de la Copa América, liderando a la Argentina del Tata en un plácido camino hacia su primer título.

Bate récords Leo (igualó el registro de Gabriel Batistuta, que sumaba 54 goles con la albiceleste), al tiempo que su poblada barba pelirroja se convertía en uno de sus nuevos rasgos visuales. Por si acaso, tanto el Kun Agüero como Higuaín se han unido a esa moda 'messianica', dispuestos a no afeitarse hasta no conseguir el título. Pero hay cosas, sin embargo, que no cambian nunca. Juegue donde juegue, Messi es siempre decisivo, por más que necesitara 110 partidos para alcanzar la cifra de Batigol, que sumó esos 54 en solo 77.

"Mi récord no me lo saca un normal, no es un terrestre. Me lo sacó un marciano" (Batistuta)

"No me lo saca un normal, no es un terrestre. Me lo sacó un marciano", confesó Batistuta, que estableció esa marca cuando tenía ya 33 años. Leo, en cambio, cumple 29 años el próximo 24 de junio, por lo que dispone de mucho más tiempo para ampliar ese récord goleador.

"FELIZ POR EL RÉCORD, PERO... "

Messi, discutido en su país desde que lo abandonó con apenas 13 años, el registro no le complace del todo. "Estoy feliz por lo que significa el récord, pero estoy con la cabeza puesta en la Copa", recalcó el azulgrana, empeñado en borrarse la maldición de las dos finales perdidas con Argentina en los dos últimos años. Se quedó en Brasil-2014 a la puerta del Mundial prometido -ese del que tanto le echan en cara sus compatriotas- y, además, perdió la Copa América con Chile el año pasado en la tanda de penaltis. Hace tiempo que dejó Messi de buscar aumentar su palmarés individual, necesitado como está, sobre todo con Argentina, de levantar algún trofeo.

Si derrota a EEUU en semifinales, Leo habrá encadenado tres finales con Argentina en los tres últimos años. Perdió las dos primeras

Estados Unidos, en semifinales, será el penúltimo obstáculo para que Messi encadene tres finales consecutivas con Argentina en los tres últimos años. "Sabemos que será un rival difícil, disfruto con que al equipo le vaya bien con la dinámica que estamos teniendo", subrayó la estrella del Barça. "A Messi lo defendí siempre porque es un jugador 10. Al principio no le salían acá las cosas como en el Barça. Ahora le salen en todos los lados, es imposible no defenderle porque es un 'crack' en todos los sentidos", recordó Batistuta.

"¡MESSI, MESSI, MESSI...!"

Camina tranquilo Messi en busca de su primer gran título con Argentina, al margen del oro olímpico que conquistó en Pekín-2008 y del Mundial sub-20 cuando se asomaba a la elite. Después, el parámo. Y el dolor. Ahora está muy cerca.

Cristiano está angustiado porque no solo se peligra la Eurocopa. Sabe también que sus opciones de pelear por el Balón de Oro se esfuman

Cristiano está también muy cerca, pero del precipicio, tras un desastroso inicio de la Eurocopa: 180 minutos, 0 goles y un penalti fallado. "No hay mal que dure siempre", se quiso consolar la estrella madridista tras ese error, mientras los aficionados austriacos, para no perder la tradición, comenzaron a corear el nombre de Messi. No hay manera de que CR7 se olvide de Leo.

"No hay mal que dure siempre" (Cristiano Ronaldo)

"Si hay otro penalti, lo tirará Cristiano. Y lo marcará, aunque necesite hacerlo con los dos pies", proclamó Fernando Santos, el seleccionador portugués. Pero no pudo el técnico esconder la ansiedad que arrastra el delantero. Está Cristiano angustiado porque no solo puede despedirse de la Eurocopa en los primeros días sino porque también sabe que sus opciones de pelear por el Balón de Oro disminuirían mucho. Messi, mientras, atusa su novedosa barba pelirroja. "La vamos a ir arreglando y acomodando", dice.

0 Comentarios
cargando