Ir a contenido

EUROCOPA 2016

Gales se lleva el pulso de debutantes

Bale abrió el camino de la victoria británica ante una Eslovaquia que hizo méritos para empatar (2-1)

Joan Domènech

Bale conduce el balón perseguido por dos rivales en el partido inaugural de Gales

Bale conduce el balón perseguido por dos rivales en el partido inaugural de Gales / HASSAN AMMAR (AP)

El pulso de los dos países debutantes (una situación que no se había dado en los últimos 20 años gracias a la ampliación decretada para esta edición) se lo ha llevado Gales. Gareth Bale ha tenido el honor de marcar el primer gol de la historia en la competición, pero el papel de héroe querdará reservado para Robson-Kanu, un futbolista mucho más modesto (juega en el Reading) y peor pagado. Ni siquiera es titular. Salió de suplente y anotó el gol de la victoria cuando Eslovaquia se había adueñado del encuentro.

Otro gallo habría cantado, seguramente, si Eslovaquia se hubiera adelantado en el marcador ante la igualdad de fuerzas. Pudo hacerlo más pronto que Bale, que descorchó el encuentro a los 10 minutos. Y, seguramente, mereció ser gol mucho más la gran jugada de Marek Hamsik que la de su colega galés. El futbolista que ha encandilado Nápoles recuperó un balón en la zona de los volantes y con dos regates en carrera desparramó a cuatro adversarios por el suelo. Superó con su tiro al meta Ward, pero apareció inesperadamente el cuerpo de Davies para frustrar la jugada de su vida cuando disparaba a portería.

Hamsik es el alma de Eslovaquia, pero al equipo lo revitalizó Duda con un gol y un tiro al poste

Eslovaquia quedó noqueada hasta la segunda mitad con la falta de Bale y el grave error de Kozacik. Mantuvo una hora de dominio del juego sin ideas. Hasta que advirtió que también hacía historia con su primera participación, aunque antes fue capaz de clasificarse para el Mundial de Suráfrica-2010, y la efeméride merecía más brío.

Hamsik es el alma del cuadro centroeuropeo, pero Duda ha revitalizado el ataque con su chispa. Con su gol, básicamente, que ha devuelto el empate, y el remate al poste que habría podido igualar la segunda ventaja, ya definitiva, de Gales.

Gales, 2- Eslovaquia, 1

Gales: Ward (5); Chester (6), A. Williams (6), Davies (7); Gunter (6), Allen (6), Edwards (5) (Ledley (5), m. 69), Ramsey (6) (Richards (sc), m. 88), Taylor (5); Bale (7), J. Williams (5) (Robson-Kanu (7) m. 71). Entrenador: Chris Coleman (6).

Eslovaquia: Kozacik (4); Pekaric (6); Skrtel (4), Durica (5), Svento (6); Mak (6), Kucka (5), Hrosokvsky (4) (Duda (7), m. 60), Hamsik (7); Duris (5) (Nemec (5), m. 60), Weiss (7) (Stoch (sc), m. 83). Entrenador: Jan Kozak (5).

Goles: 1-0 (m. 10), Bale, de falta. 1-1 (m. 61), Duda, de tiro raso con la izquierda. 2-1 (m. 82), Robson-Kanu, en semifallo. 

Árbitro: Svein Oddar Moen (5), noruego. Tarjetas: Hrosovsky (m. 31), Mak (m. 77), Weiss (m. 80), Kucka (m. 82), Skrtel (m. 90).

Estadio: Burdeos.

0 Comentarios
cargando