A la carga

Wallbox: seis años 'cargando las pilas'

  • Arrancó como empresa emergente en 2015 y ahora celebra su sexto aniversario siendo un actor clave en la recarga para vehículos eléctricos.

  • Su cargador eléctrico Quasar, el primer bidireccional doméstico, fue elegido mejor producto del CES de Las Vegas de 2020.

Nissan Leaf cargándose en un Wallbox Supernova

Nissan Leaf cargándose en un Wallbox Supernova / Wallbox

2
Se lee en minutos
Xavier Pérez
Xavier Pérez

Redactor Jefe de Motor

Especialista en Periodista de motor centrado en el sector del automóvil y la motocicleta, así como en todas las áreas de economía relacionadas con la automoción, la movilidad sostenible y la electrificación

Escribe desde Barcelona

ver +

Hablar de sistemas de recarga para vehículos eléctricos es hacerlo de Wallbox. La empresa catalana empezó como startup en 2015 con la necesidad de proporcionar soluciones de recarga doméstica para el vehículo eléctrico. Eso fue lo que impulsó a Enric Asunción, que trabajó para Tesla en Europa, ya a Eduard Castañeda a crear la empresa. Hoy celebran el sexto aniversario.

En 2016 lanzaron su primer modelo, el Commander, al que pronto siguió el Pulsar. Un año más tarde abrieron oficina en Madrid y lanzaron la aplicación MyWallbox al mismo tiempo que presentaban su unidad de recarga Copper. En 2018 iniciaron su expansión internacional creando una asociación estratégica con Changchun FWSN de China y empezaron a operar desde la planta situada en Suzhou llegaron nuevos modelos como el Onyx Pedestal y en 2019 abrieron su oficina en San Francisco. Su proyección ha ido creciendo y el pasado año, tras abrir nueva sede en Barcelona, su producto Quasar, el primer cargador bidireccional de uso doméstico, fue elegido mejor propuesta en el CES de Las Vegas. Este modelo, junto a otros como el Supernova, pensado para la vía pública y recientemente adquirido por Iberdrola para colocar 1.000 puntos de recarga en España, es una de las referencias del mercado.

Eduard Castañeda (izquierda) y Enric Asunción, fundadores de Wallbox

/ Wallbox

Actualmente, Wallbox dispone de su fábrica europea en Sant Andreu de la Barca, Barcelona, y la llegada de la nueva planta de Zona Franca le permitirá doblar la producción, pasando de 200.000 cargadores anuales a los 500.000 previstos. La compañía tiene acuerdos con las principales marcas del sector del automóvil como Nissan, Mitsubishi, Hyundai, Kia, Smart, Mercedes-Benz, Seat, Jaguar Land Rover y BMW, además de con las compañías energéticas Iberdrola, Scottish Power y Octopus Energy en España y Reino Unido.

Recientemente, Wallbox ha adquirido la plataforma digital de información de puntos de recarga Electromaps, cuya base de datos ofrece información y localización de un ecosistema con más de 120.000 estaciones de carga repartidas en 120 países.

Vocación internacional

La firma ha iniciado una nueva etapa de expansión internacional tras comercializar sus productos en más de 60 países. Llegar a Estados Unidos, China y Japón es clave. Para ello su proyección mundial arrancó hace un mes con el inicio de la cotización en la Bolsa de Nueva York tras asociarse con Kensington Capital. La compañía operará bajo el código WBX y tendrá un valor de 1.230 millones de euros. Y para afianzar su apuesta, Wallbox ha iniciado la prospección para una nueva fábrica en Estados Unidos.

Noticias relacionadas

Pulsar Plus, el cargador más vendido del mundo

/ Wallbox

El crecimiento del mercado americano les brinda así una oportunidad de expansión. La marca entró en Estados Unidos en 2020 y lanzó la versión americana del Pulsar Plus, el cargador doméstico para vehículos más vendido del mundo.

Temas

Etric